• NQP/NOTICIAS

Tras la ola de estafas, buscan que los bancos refuercen la seguridad


El Banco Central (BCRA) reforzó las medidas de seguridad que deberán tomar las entidades financieras a la hora de otorgar préstamos preacordados a través de canales electrónicos, una de las principales vías de las que se aprovechan delincuentes que practican estafas bancarias en el último tiempo. Así lo publica el diario El Día de La Plata.


A partir de ahora, los bancos deberán verificar fehacientemente -ya sea a través de llamado telefónico, reconocimiento facial o cualquier otra técnica de identificación positiva- que efectivamente es el cliente quien está solicitando el préstamo que la entidad le tiene asignado de acuerdo a su categoría crediticia.


Como segunda barrera de control, una vez verificada la identidad del cliente, la entidad deberá comunicarle –a través de todos los puntos de contacto disponibles– que su crédito se encuentra aprobado y que, de no mediar objeciones, el monto será acreditado en su cuenta recién a partir de las 48 horas hábiles siguientes.


De todos modos, el plazo de acreditación podrá ser reducido en el caso de recibirse la conformidad del usuario de servicios financieros de manera fehaciente.


“El control deberá ser sobre todas las operaciones de créditos preaprobados realizadas a través de todos los canales electrónicos disponibles: ATMs, TAS, banca de internet (BI) y banca móvil (BM)”, señaló el Banco Central en un comunicado.


CONTROL DE LOS CONTACTOS


Los bancos también deberán hacer un monitoreo y control de, como mínimo, los puntos de contacto indicados por el usuario y comprobar que no hayan sido modificados recientemente, de modo de detectar posibles engaños o robos de claves.


La medida fue resuelta ayer por la tarde en la reunión de Directorio del BCRA como una forma de reforzar las normas de seguridad de los bancos y su responsabilidad para detectar maniobras fraudulentas. Es que si bien la digitalización masiva de operaciones durante la pandemia significó un salto muy grande en la gestión digital de los trámites bancarios, trajo aparejado un aumento exponencial de los ciberataques y las campañas de phishing (robo de datos vía mail).


AUMENTARON CASI UN 3 MIL POR CIENTO LAS DENUNCIAS


Las estafas electrónicas "subieron un 3.000%" en pandemia y la mayor cantidad de ellas ocurre a través de las redes sociales", afirmó Gabriela Abad, abogada especializada en derecho del consumidor y miembro de la asociación Usuarios y Consumidores Unidos.


"Con la pandemia y el encierro, todos nos volcamos a los medios electrónicos, pero lamentablemente las personas comenzaron a ser víctimas de estafas y engaños", dijo Abad en diálogo con LA BRÚJULA 24.

0 comentarios