top of page
  • NQP/NOTICIAS

El Gobierno recibe a empresas de consumo y pone en marcha estrategia para lograr acuerdo de precios

Desde este lunes, la secretaría de Comercio empieza a recibir a representantes del sector privado. Buscan conformar una canasta de productos que sostenga sus valores durante 90 días.

Cuando se conoció el dato del 6,2% de inflación, Sergio Massa estaba a punto de finalizar su gira en Washington. La cifra no lo sorprendió, pero, según dijo a periodistas en la capital estadounidense, tampoco lo conformó. Mientras tanto, en la Argentina ya habían empezado los llamados con pedidos de “reunión urgente”a los referentes de empresas de productos de consumo masivo.


En el informe del organismo que lidera Marco Lavagna –que negocia junto a Massa las relaciones con los organismos internacionales-, hay un dato que terminó por motorizar la decisión: los alimentos se ubicaron en un 6,7%, muy por encima del nivel general de precios, y las subas continuaron en octubre. Según estimaciones de la consultora LCG, en lo que va de octubre, los alimentos promediaron un 2,2% semanal y se registró una inflación mensual del 8,3% promedio en las últimas cuatro semanas para este rubro.


Así, comenzó la convocatoria para que diversas empresas de consumo masivo se sienten en las oficinas de la secretaría de Comercio. Los encuentros comenzarán este lunes y continuarán, en principio, durante toda la semana. El objetivo del Gobierno, es “alcanzar un acuerdo de precios de referencia”.


En el equipo económico no quieren hablar de congelamiento. “Los congelamientos dictados por la fuerza o la idea de que el poder del Estado alcanza para congelar precios no funcionan. No creo en eso como mecanismo”, puntualizó Massa en declaraciones radiales este domingo, donde también afirmó que se avanzará finalmente en el pago de un refuerzo para los sectores más vulnerables y se modificará el piso para quienes pagan el impuesto a las Ganancias.


Pero lo que sí mencionan es la implementación de una canasta de productos que lleve una etiqueta que deje los valores de venta por escrito. Este nuevo acuerdo no contempla retrotraer los precios, sino sostenerlos durante 90 días y la idea es que el programa funcione de forma similar –y paralela- a Precios Cuidados.


“La idea es seguir con Precios Cuidados, pero arreglar una lista con las empresas para que se pongan escritos en el packaging y que sea transparente el costo”, un funcionario de suma confianza del ministro.


Las compañías de productos de consumo masivo fueron convocadas de forma individual y las reuniones las mantendrían en principio con Matías Tombolini. Estiman que concurrirán representantes de al menos 20 firmas de artículos esenciales como alimentos, limpieza y cuidado personal. El Gobierno busca cerrar la negociación con las firmas más grandes, que marcan la senda de referencia en materia de precios.


“Palo y zanahoria”, la propuesta del Gobierno para convencer a las empresas

En el Palacio de Hacienda confían en que alcanzarán un acuerdo con las compañías y proponen una estrategia de “palo y zanahoria” para convencer a los representantes del sector privado. Esto es, que si consiguen consensos sobre este programa, luego a cambio las firmas podrían acceder a créditos o beneficios impositivos.


“Que haya un compromiso justo”, insisten en Economía. Calculan que durante esta semana pueden generar los acuerdos necesarios con las empresas para después aguardar para que se imprima el packaging y que el plan llegue a las góndolas a fin de mes.


Entre los empresarios reina hasta ahora un clima de temor, preocupación e incertidumbre. “Complejo”, “heavy”, expresan en una primera definición. Y coinciden en que cualquier plan adicional que se aplique será perjudicial para su actividad, aunque saben que no hay demasiado margen para decirle que no al Gobierno.

0 comentarios
bottom of page