• NQP/NOTICIAS

Un nuevo coletazo del FIFA Gate sacude a Paraguay


Luego de que las hijas de Nicolás Leoz, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, devolvieran 2.000.000 de dólares, se profundizó una investigación que derivó en un allanamiento en el Banco Central de Paraguay. Así, la Conmebol está más cerca de recuperar dinero que le correspondía y había sido desviado.


Ya pasaron más de seis años de aquella mañana en la que agentes del FBI irrumpieron en el hotel Baur au Lac de Zurich donde se encontraban alojados los máximos dirigentes del fútbol mundial esperando el congreso de la FIFA que debía realizarse dos días más tarde, donde Joseph Blatter sería reelegido como presidente.


El FBI había comenzado su investigación por corrupción en el fútbol en 2011 y fue en 2015 cuando sorprendió a los directivos en pleno desayuno y detuvo a siete de ellos. La votación igual se realizó y Blatter ganó, pero fue tal el escándalo que debió renunciar a su cargo. Ese fue el punto de partida de un FIFA Gate que aún hoy no ha terminando y que sigue generando consecuencias por soborno, fraude y lavado de dinero.


Dirigentes presos en Estados Unidos y millones de dólares reconocidos en sobornos fueron el denominador común de estos años en los que la justicia norteamericana consiguió embargar cuentas de los directivos involucrados en cobros de coimas para firmar contratos de derechos de televisación, entre otros acuerdos espurios.


El último coletazo se dio recientemente en Paraguay con un allanamiento al Banco Central, un hecho inédito para la historia de ese país, por parte de la Unidad Especializada de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo del Ministerio Público guaraní.


¿Qué motivó esa acción? La búsqueda de información sobre maniobras sospechosas por parte de fideicomisos en los que participó Nicolás Leoz, quien fuera presidente de la Conmebol entre 1986 y 2013. La investigación actual apunta a 6 millones de dólares que serían parte de los 200 millones faltantes que no encontró Alejandro Domínguez cuando asumió como presidente de la Conmebol en 2016. En octubre del año pasado, la Conmebol informó que había conseguido recuperar millones procedentes de cuentas personales de Nicolás Leoz y Eduardo Deluca, quienes habían desviado fondos de la institución en forma irregular”.


Con ese monto, ya eran más de 53,5 millones de dólares los que la entidad sudamericana consiguió restituir a sus arcas desde el inicio de la gestión Domínguez. Uno de las situaciones más paradójicas se dio después de la muerte de Leoz (en agosto de 2019 cuando cursaba prisión domiciliaria y pesaba sobre él una orden de captura internacional): sus hijas, herederas de los fideicomisos sospechados, devolvieron por iniciativa propia 2.000.000 de dólares a la Conmebol.


Ese llamativo gesto provocó que los investigadores pusieran más atención sobre esos fideicomisos y a partir de eso se llegó al allanamiento al Banco Central en busca de mayores precisiones sobre un posible lavado de dinero por parte de Leoz en perjuicio de la Conmebol.

Diario Olé


0 comentarios