• NQP/NOTICIAS

El Premio Nobel de la Paz fue para defensores bielorrusos, ucranianos y rusos de derechos humanos

El preso político Ales Bialiatski y dos ONG compartirán el premio por “criticar al poder” y “denunciar crímenes contra la humanidad”. Desde el comité Nobel afirmaron que el premio no está dirigido contra el presidente ruso, Vladimir Putin, pero le instó a dejar de reprimir a los militantes.

El activista bielorruso Ales Bialiatski, dirigente del grupo de defensa de los DDHH Viasna, sigue detenido. (Foto: EFE/Tatyana Zenkovich).

El bielorruso Ales Bialiatski y las organizaciones rusa Memorial y la ucraniana Center for Civil Liberties recibirán el Premio Nobel de la Paz 2022 “por el derecho a criticar al poder” y “denunciar crímenes contra la humanidad”, anunció este viernes el Comité Nobel noruego, con sede en Oslo.


El Comité Noruego del Nobel “desea honrar a tres destacados campeones de los derechos humanos, la democracia y la convivencia pacífica en los países vecinos Bielorrusia, Rusia y Ucrania”, comunicó al anunciar los nombres de los galardonados.


“Hicieron un esfuerzo impresionante para documentar crímenes de guerra, violaciones de los derechos humanos y abusos de poder. Juntos demuestran la importancia de la sociedad civil para la paz y la democracia”, declaró la presidenta del comité Nobel noruego, Berit Reiss-Andersen.


“No es un premio contra Vladimir Putin”

En medio de la invasión rusa de Ucrania, el comité Nobel noruego afirmó asimismo que su decisión de premiar a activistas por los Derechos Humanos de Ucrania, Bielorrusia y Rusia no iba dirigida contra el presidente ruso, Vladimir Putin, que cumple 70 años este viernes, pero le instó a dejar de reprimir a los militantes.


“Este premio no va dirigido contra Vladimir Putin, ni por su cumpleaños ni en ningún otro sentido, excepto por el hecho de que su gobierno, como el gobierno de Bielorrusia, representan un gobierno autoritario que reprime a los activistas por los Derechos Humanos”, sostuvo Reiss-Andersen.


Quién es Ales Bialatski, el bielorruso encarcelado por luchar por la democracia en Bielorrusia

Bialiatski “fue uno de los iniciadores del movimiento democrático que surgió en Bielorrusia a mediados de la década de 1980. Ha dedicado su vida a promover la democracia y el desarrollo pacífico en su país de origen”, destacó el comité.


Bialiatski creó Viasna (primavera) “en respuesta a las reformas constitucionales que dieron poderes autoritarios al presidente, actualmente sigue detenido sin juicio”, recordó Berit Reiss-Andersen, presidenta del comité, al anunciar el galardón compartido.


Bialiatski estuvo encarcelado de 2011 a 2014 y luego de manifestaciones masivas contra el régimen de Alexander Lukashenko en Bielorrusia en 2020, fue nuevamente arrestado.


“Nuestro mensaje es exhortar a las autoridades de Bielorrusia a liberar a Bialiatski y esperamos que eso ocurra y que pueda venir a Oslo y recibir el premio”, declaró la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen. “Pero hay miles de presos políticos en Bielorrusia y temo que mi deseo quizá no sea muy realista”.


La líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, afirmó que el Nobel a Bialiatski supone un reconocimiento al combate de los bielorrusos contra el régimen de Alexander Lukashenko.


“El premio es un reconocimiento importante para todos los bielorrusos que luchan por la libertad y la democracia”, escribió en Twitter.


La esposa del premiado, Natalia Pinchuk, declaró a la AFP que estaba “abrumada por la emoción” y aplaudió “el reconocimiento del trabajo de Ales, de sus colaboradores y de su organización”.


Qué hace Memorial, la ONG rusa que recibió el Nobel de la Paz

En cuanto a la ONG rusa Memorial, el comité recuerda que recopiló y verificó información sobre abusos y crímenes de guerra perpetrados contra la población por las fuerzas rusas y prorrusas durante la guerra de Chechenia. “En 2009, la jefa de la sucursal de Memorial en Chechenia, Natalia Estemirova, fue asesinada a causa de este trabajo”.


Memorial se basa en la noción de que confrontar los crímenes pasados es esencial para prevenir nuevos. La organización también ha estado al frente de los esfuerzos para combatir el militarismo y promover los derechos humanos y un gobierno basado en el Estado de derecho, según explicó la organización.


Memorial fue creada en 1987 por activistas de derechos humanos en la antigua Unión Soviética que querían asegurarse de que las víctimas de la opresión del régimen comunista nunca fueran olvidadas.


Según destacó el Comité del Nobel, “los actores de la sociedad civil en Rusia han sido objeto de amenazas, encarcelamiento, desaparición y asesinato durante muchos años. Como parte del hostigamiento de Memorial por parte del gobierno, la organización fue catalogada desde el principio como un “agente extranjero”. En diciembre de 2021, las autoridades decidieron liquidar por la fuerza a Memorial y cerrar definitivamente el centro de documentación. Los cierres se hicieron efectivos en los meses siguientes, pero las personas detrás de Memorial se niegan a cerrar. En un comentario sobre la disolución forzada, el presidente Yan Rachinsky declaró: ‘Nadie planea darse por vencido’”.


El Centro para las Libertades Civiles, un promotor de los DDHH y la democracia en Ucrania

En cuanto al Centro para las Libertades Civiles, se fundó con el propósito de promover los derechos humanos y la democracia en Ucrania. “Ha tomado una posición para fortalecer la sociedad civil ucraniana y presionar a las autoridades para hacer de Ucrania una democracia de pleno derecho”, constata el comité.


El centro ucraniano “se ha convertido en una fuente importante para documentar crímenes de guerra por parte de Rusia y desempeña un “papel pionero” para hacer rendir cuentas a los culpables”.


“Con sus constantes esfuerzos a favor de los valores humanistas, el antimilitarismo y los principios del derecho, los ganadores de este año han revitalizado y honrado la visión de paz y fraternidad entre las naciones de Alfred Nobel, una visión muy necesaria en el mundo de hoy”, agrega.

El de la Paz es el quinto de los galardones anunciados hasta ahora, después de los de Medicina, Física, Química y Literatura, y sucede al otorgado en 2021 a dos periodistas, la filipina María Ressa y el ruso Dmitry Muratov.

El premio, que consiste en un diploma, una medalla de oro y un cheque de 10 millones de coronas (casi un millón de dólares) a repartir entre los ganadores, se entregará el 10 de diciembre en Oslo.

0 comentarios