• NQP/NOTICIAS

Vence el convenio que le permite al Country Cumelén controlar el ingreso a las calles públicas


El 25 de octubre de 2001 el ex intendente de Villa La Angostura, Roberto Cacault, firmó el convenio con la Asociación Country Club Cumelén por el cual se le permitió al barrio poner dos controles de acceso a la calle pública, y a cambio el Country se hacía cargo de la recolección de residuos dentro del barrio, alumbrado público, mantenimiento de calles y de los espacios verdes.

El convenio fue aprobado por ordenanza el 20 diciembre de 2001 y según el mismo, se prorrogaba automáticamente cada 10 años si ninguna de las partes anteponía objeciones. De esta manera, en octubre vence el convenio, y si el Municipio no objeta nada ni pide cambiar los términos, el acuerdo se renovará automáticamente otros 10 años.


Pese a eso, por incumplimiento del convenio, el Municipio estaría facultado en rescindir el acuerdo.


En 2017, tras la publicación de Diario Andino y el diario Rio Negro sobre los incumplimientos del Country de los términos del convenio, los concejales del PJ propusieron realizar otro convenio, con otros términos. Asimismo, pidieron que el Country señalizara las calles públicas. No obstante, el MPN y el PRO no acompañaron la iniciativa y el tema quedó en la nada.


Uno de los incumplimientos más graves que denunció Diario Andino y Rio Negro en aquel momento, fue el cerramiento de uno de los dos accesos que debía tener el barrio (por Osa Mayor) y el impedimento de ingreso que ejercía el personal de seguridad cuando cualquier persona -no propietario o amigo de un propietario- intentaba circular por los 7 km de calles públicas del barrio. La explicación que daban es que las calles desembocaban en un lote del Country que era privado. Sin embargo, en los mapas del Municipio figura un espacio verde que desemboca en la Bahía Bustillo.


Tras la polémica, el Country habilitó el segundo acceso vehicular por la calle Osa Mayor, en Las Balsas, con control de barrera.


Por otro lado, el Country debía cumplir con la presentación de un reglamento a los 90 días de haber firmado el convenio. Pero pasaron 20 años y nunca lo presentaron.


La recaudación que pierde el Municipio todos los meses


El Artículo 1 del convenio establece que el Country prestará bajo su responsabilidad "los servicios de vigilancia, mantenimiento y limpieza de calles públicas internas, recolección de residuos a las unidades habitacionales existentes y la conservación de cercos y espacios verdes, servicios públicos de carácter habitualmente municipal".


A cambio, al Country se le permite los dos controles de acceso, aunque de ninguna manera puede prohibir el ingreso de cualquier persona, sea o no del barrio.


Asimismo, el Articulo 2 del convenio aclara que "lo establecido en el artículo 1 no importará modificación alguna en el sistema tributario municipal. En consecuencia, los respectivos titulares seguirán pagando a la Comuna los impuestos y contribuciones que resulten aplicables, sin perjuicio de pagar al Club los gastos de prestación de los servicios que reciban por parte del mismo".


Sin embargo, los vecinos del barrio y el Country pagan Pladesur, es decir, una tasa de menor valor para aquellos lotes que tienen menos de tres servicios retributivos. La frase "resulten aplicables" en el convenio, fue interpretada como que debían cobrarle sólo los servicios mínimos. Actualmente los vecinos del barrio (no los linderos a la ruta) pagan Pladesur y un porcentaje por tratamiento de Residuos (no recolección).


La deuda con la provincia


El Country Cumelén es propietaria de tres grandes lotes de un total de 45,5 hectáreas y de unos 3.500 m2 de construcción: el predio donde se encuentran las instalaciones del Club House, edificios de servicio y la espectacular cancha de golf a orillas del Nahuel Huapi. A la fecha, la deuda sólo por impuesto inmobiliario supera los 2,3 millones de pesos y corresponde a todo 2020 y el primer semestre del 2021.

0 comentarios