top of page
  • Foto del escritorNQP/NOTICIAS

Sólo el 40% de los trabajadores tiene todos los derechos laborales

Según un estudio de la UCA, el año pasado solamente cuatro de cada diez trabajadores consiguió un empleo con todos los derechos formales

En 2022, solo el 40,3% de la población económica activa consiguió acceder a un empleo con todos los derechos laborales, aseguró un relevamiento de la Universidad Católica Argentina (UCA).


Hasta fines del año pasado, el 8,7% de las personas estaba totalmente desempleada, el 23% tenía subempleo inestable (changas, programas de empleo, etc.) y el 28% tenía un empleo regular pero precario.


Según el informe, en 2022 la mitad de los ocupados trabajaba informalmente, es decir que no tenía aportes sociales. “Los empleadores no le realizaban los aportes jubilatorios al 36,9% de los asalariados y el 69% de los trabajadores por cuenta propia no pagaban sus aportes jubilatorios”, sostuvo.


Esto refuerza una tendencia que de los últimos años: cada vez hay más trabajadores pobres. El año pasado, uno de cada tres ocupados estaba bajo la línea de pobreza (30,1%), cuando el porcentaje era de 16,2% en 2017.


Quienes tienen empleos informales tienen más chances de vivir en hogares pobres, pero tener un empleo formal no asegura integrar la clase media: de hecho, un 20% de este segmento es pobre (38,4% para el sector informal).


A nivel de ingresos, se “mantuvieron brechas sectoriales importantes y especialmente desventajosas para los ocupados informales. En términos mensuales, estos trabajadores ganan 30% menos que la fuerza laboral ocupada”, sostuvo el estudio.


A nivel general, los ingresos no se recuperaron desde hace cinco años: “Desde valores reales muy bajos en 2003, los ingresos de trabajo describieron un recorrido ascendente hasta 2011, pero desde entonces se estancaron y comenzaron a caer abruptamente con la crisis de 2018”, sostuvo.


El informe aseguró además que los trabajadores ocupados pobres que son jefes de hogar aumentaron de 29,5% en 2019 a 30,1% en 2022. Además, el 19,9% de los asalariados formales viven en hogares pobres y entre los informales el porcentaje trepa al 38,4%.


Según el informe, “aún cuando un ocupado tenga ingresos por encima de la línea de pobreza individual, (…) la presencia de niños y adolescentes en el hogar aumenta significativamente las chances de que un trabajador viva en condiciones de pobreza”.


También señaló que “los empleados informales, con trabajos precarios y jornadas parciales, tienen más chances que el resto de vivir en hogares pobres. Por ejemplo, los asalariados y no asalariados en el sector informal tuvieron durante 2017-2022 el doble de chances de ser pobres que los asalariados formales”.


Según el último informe del INDEC, una familia tipo (dos padres y dos hijos) necesitó en mayo ganar casi $ 218.000 para no ser pobre. La Canasta Básica Total creció el mes pasado 7,2%, por debajo de la inflación general del 7,8% de ese mes, y quedó exactamente en $ 217.916. Y a nivel interanual la suba fue de 118,6%, por arriba del IPC general. Por su parte, la canasta alimentaria, debajo de la cual se cae en la indigencia, aumentó 5,2% y cerró en $ 99.053.


En los primeros cinco meses del año, la canasta total se incrementó 42,9% (apenas encima del IPC general del 42,2%) y la canasta alimentaria 47,4%. A nivel interanual la suba fue de 118,6% y 122,6% respectivamente, en ambos casos superando la inflación.

0 comentarios

Comments


Banner_Puerto_USH_780x90.gif
bottom of page