• NQP/NOTICIAS

¿Qué resultó de la manifestación de los productores agropecuarios?


“Se sigue trabajando para ver si hay alguna posibilidad de que se abra la exportación” fue lo que respondió el productor agropecuario Guillermo Urruti, miembro de la mesa de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), quien, además, refirió a los detalles del después del reclamo relativo a las retenciones y el cierre de exportaciones.


En principio, confirmó que sigue habiendo conversaciones sobre lo que refiere a las exportaciones y aseguró que “se está pidiendo que se expida a todos los Concejos Deliberantes, Intendentes y Gobernadores, para que haya un apoyo masivo a la apertura de la exportación de las carnes, del trigo y demás”.


Sobre la presencia en las expresiones que se organizaron, Urruti detalló que “en Azul hubo alrededor de 700 a 800 personas, creo que en Guaminí fue parecido, entre 500 y 600. Así se replicó en todos lados”.


Además, destacó que “no sólo había productores agropecuarios, sino que estuvo representada la educación, el comercio, la industria, la salud. Y todos hablaron de la palabra libertad, que es lo que tanto nos falta a nosotros”.


Consultado respecto de las sensaciones que esta situación -que no es la primera vez que se vive- despierta, Guillermo Urruti aseguró que “es difícil porque no aprendemos más”.


Indicó al respecto que “uno se pone a pensar por qué tenemos que repetir lo que siempre sale mal, porque ya ocurrió en 2006, 2007, 2008 con ese paro tan largo, y volvemos a lo mismo: el cierre de las exportaciones, los cupos y todas esas cosas, que nadie entiende nada”.


En esa línea, el entrevistado aseguró que se trata de un perjuicio para el país y profundizó diciendo que “si uno cree que perjudica solamente al productor, es una equivocación. Argentina es netamente exportador. Tienen que ingresar dólares y eso no ocurre si se cierran las exportaciones”.


Detalló, además, que “el interior sufre muchísimo todo esto” y opinó que, para él, puede ser que haya una parte de la población que vea al productor como enemigo. Sobre eso, sostuvo que “es la imagen que se ha creado y lo que nos vienen diciendo todo el tiempo. Pero no creo que el productor ni ninguna persona que resida en el país es enemigo de alguien”.


Al respecto, dijo que “a un enemigo se lo busca, se lo crea. Pero podrá estar afuera, no dentro del país, y eso es lo que más duele”.


Así, cuestionó: “¿a qué país se le puede ocurrir cerrar sus fronteras para que no puedan volver sus propios residentes? Eso no existe. Si me dijeras que cierran y no dejan entrar extranjeros, puede ser porque estamos cuidando algo. Pero ¿a tus propios residentes?” Tras eso, vinculó el tema con el cierre de las escuelas: “Quitar la educación que tanto necesitamos para crecer es una aberración. Yo le preguntaría a Sarmiento a ver qué piensa”.


Finalmente, sobre sus expectativas a futuro sobre esta situación, así como sobre las relaciones con las autoridades, Urruti expresó que “es una situación muy difícil. Si el Presidente quiere ver las cosas, puede haber un cambio. Si no quiere, seguiremos así”.


En esa línea, aseguró que “esto se va a tener que cambiar en las elecciones. Si el argentino quiere vivir como estamos viviendo ahora seguirá votando lo mismo, y si quiere un cambio deberá pensar de otra manera”.


Por lo pronto, hasta ahora, las medidas de los productores agropecuarios no tuvieron impacto en las decisiones políticas. De hecho, el entrevistado aseguró que “se perjudicó el productor y el consumidor de carne también, porque en la góndola no bajó el precio. Al contrario, estuvo subiendo un tres, un cuatro por ciento mensual”.


En consecuencia, explicó: “Hay un problema gravísimo. Todas estas vacas chinas están en el campo, se van a morir y no las consume nadie. Está cerrada la exportación y no saben cómo abrirla porque hay que dar el brazo a torcer y eso es lo difícil”.


En esa línea, aclaró que “es una manufactura, porque es una vaca vieja. Lo que se hace con esa carne es que se hierve y se usa para procesados”.


Concluyentemente, Guillermo Urruti opinó que las medidas que ha tomado el Gobierno “son adrede, no es por desconocimiento. Se sabe qué es lo que ocurre y crean un enemigo. Es ideología”.


Vale destacar que el día 29 del corriente habrá una asamblea en la que se verá cuáles son las novedades. Además, la próxima semana se desarrollarán las reuniones de todas las zonas. Consecuencia de esos encuentros se determinará si se coordina, o no, una nueva medida de fuerza.



La Nueva Radio Suarez

0 comentarios