top of page
  • NQP/NOTICIAS

“No soy tu abuela”,la campaña que busca desterrar la discriminación por edad en las personas mayores

Una editorial lanzó un concurso para mujeres mayores de 50 años, que consiste en contar historias y experiencias sobre el edadismo (exclusión hacia los adultos mayores). “En el universo de las mujeres, mientras más grande son, menos oportunidades tienen”, señaló una de las organizadoras.

La editorial Bocas Pintadas inició una campaña de concientización para ponerle fin al “edadismo”, un tipo de discriminación a las personas mayores, la tercera más común en el mundo detrás del racismo y el sexismo.


“No soy tu abuela” es un concurso literario en el que convocan a las mujeres mayores de 50 años para que cuenten sus historias de vida. Además, busca reivindicar el lugar de la mujer dentro del ámbito editorial.


“Nuestro objetivo es ponerle fin a la palabra silenciada y creemos que las mujeres de ese rango de edad tienen muchas cosas para decir”, señala la invitación de las organizadoras del evento. Los 10 mejores textos serán publicados en un libro de antología.


Laura Santos, periodista mexicana de 42 años y una de las cofundadoras de la editorial Bocas Pintadas que organiza esta convocatoria, autora de la novela policial “Una cabecita que rebota”, contó detalles del concurso que tiene fecha de finalización el 28 de febrero.


“La editorial Bocas Pintadas nació en el 2020 y somos cofundadoras con la escritora Sonia Almada. Con ella nos conocimos en un taller literario en el que cada una estaba trabajando su proyecto. Charlando sobre con cuál empresa íbamos a publicar los libros, se nos ocurrió la idea de hacer una editorial soñada”, relató.


Y puntualizó: “Los libros que publicamos en Bocas Pintadas son escritos por mujeres y siempre abordan algún tema feminista”.


En cuanto a la convocatoria para participar de la antología “No soy tu abuela”, Santos contó: “La teníamos encajonada desde hace un año. Nuestra idea era abrir espacios que están cerrados. En el universo de las mujeres, mientras más grande son, menos oportunidades tienen. Es una población económicamente activa que va disminuyendo y donde se ponen límites de edad”.


Sobre esto, Santos opinó: “No nos adaptamos a la nueva expectativa de vida. Hoy una mujer vive más y tiene mejor calidad de vida gracias al avance de la tecnología y de la ciencia”.


Por ese motivo, decidieron romper la barrera de la edad. “Con la propuesta intentamos jugar con esta polémica de que a todas las mujeres mayores se les tilda de abuelas. No estamos en contra de eso, pero debemos ampliar la forma de ver a las mujeres mayores. Y, aunque sean abuelas, no es su único rol en la vida”, sostuvo.


Por último, la escritora destacó que aquellas mujeres que envíen sus textos podrán hacerlo con su nombre y apellido, sin usar seudónimos. “A lo largo de la historia de la literatura, las mujeres estamos acostumbradas a publicar con seudónimos, pero es importante poder recuperar nuestro nombre y nuestra identidad”.


Para participar del concurso, del que podrán participar escritoras argentinas mayores de 50 años, se deberá enviar el cuento a bocaspintadaseditorial@gmail.com en archivo Word o pdf.


Qué es el edadismo

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el edadismo es conocido como un estereotipo, prejuicio y discriminación hacia las personas de ciertas edades debido a la afectación o deterioro natural de su salud. Incluso, ha sido señalada como la tercera forma de discriminación, después del racismo y el sexismo. Pero las mujeres, según las estadísticas, son las que más lo padecen.


Esta expresión quedó evidenciada en el discurso público y las redes sociales durante la pandemia de COVID-19. Según la OMS, se calcula que una de cada dos personas en el mundo tiene actitudes edadistas, lo que empobrece la salud física y mental de las personas mayores, además de reducir su calidad de vida.


“En el caso de las personas mayores, el edadismo se asocia con una menor esperanza vida, una salud física y mental más deficiente, una recuperación más lenta de la discapacidad y un deterioro cognitivo”, explicó el organismo en un informe publicado en 2021.


Y agregó: “El edadismo reduce la calidad de vida de los adultos mayores, aumenta su aislamiento social y su soledad (ambos asociados a graves problemas de salud), restringe su capacidad de expresar su sexualidad y puede aumentar el riesgo de violencia y abuso contra las personas mayores”. Se calcula que 6,3 millones de casos de depresión en todo el mundo son atribuibles al edadismo.


Fuente: TN

0 comentarios
bottom of page