top of page
  • Foto del escritorNQP/NOTICIAS

Neuquén: "Andate a la mierda", le gritó a su pareja tras prender fuego la casa con ella y los nenes

Esta semana comenzó el juicio contra un hombre acusado de intento de femicidio y dos intentos de homicidio. Para la defensa se trató de un incendio agravado.

"Ahora sí, andate a la mierda. raja a la mierda", fueron las últimas palabras que escuchó Nancy de parte de su pareja, instantes después de que el hombre prendiera fuego la vivienda familiar con ella y los nenes dentro, tal como declaró en el juicio que comenzó esta semana. La fiscalía buscará probar que intentó cometer tres homicidios y la defensa que se trató de un incendio agravado.


Desde este martes, Pablo Vilo, de 43 años, es juzgado por el brutal hecho ocurrido el 26 de julio del año pasado en una vivienda del barrio Obrero de Plottier, el cual "no fue un hecho aislado", sino que ocurrió en el marco de “una relación de pareja de más de 20 años, signada por la violencia de género”, tal como sostuvo la fiscal del caso Eugenia Titanti en su alegato de apertura.


En el mismo dijo que con la prueba que presentarán en juicio lograrán acreditar que Vilo es responsable de los delitos de tentativa de homicidio triplemente agravado por el vínculo, por haber sido causado por un medio idóneo para crear un peligro común y por femicidio (en el caso de su pareja Nancy) y doble tentativa de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido cometido con un medio idóneo para crear un peligro común (en el caso de sus hijos de entonces 9 y 12 años.


Para la fiscalía, ese 26 de julio, entre las 17 y 17:30, mantuvieron "una discusión su intención de separarse". En medio de esa discusión, Vilo salió "ofuscado de la vivienda, tomó un bidón con líquido combustible, volvió a ingresar, cerró la puerta y comenzó a arrojarlo en su interior, donde estaban los niños y en la habitación matrimonial, donde estaba ella y también a ella".

En un momento, se produjo una explosión, tal como declaró la propia víctima, y el fuego rápidamente hizo el recorrido hacia la puerta de ingreso, afectando toda la casa. "Los niños lograron escapar de la vivienda gracias a su madre y fueron a pedir ayuda a la casa de sus tíos. Nancy logró salir gracias a la ayuda de una vecina, quien acudió al advertir la humareda", detalló la fiscal.



La mujer fue asistida y derivada, primero al hospital de Plottier y luego al Castro Rendón, donde permaneció internada por 34 días. Tuvo quemaduras de tipo B y AB en su rostros, mano derecha y miembros inferiores, por los que requirió diversas intervenciones quirúrgicas, "habiendo estado en real peligro su vida". Los chicos también fueron asistidos en el hospital de Plottier por inhalación del humo y se les brindó oxígeno.


Por su parte, la defensa no discutió que las heridas de la mujer, pero sí la descripción de los hechos. "La fiscalía ha tratado este caso como un caso de violencia de género, pero hoy estamos en este juicio por una acción cuestionable que puede ser calificada como imprudente o irreflexiva", sostuvo la defensora oficial Verónica Zingoni.


Al respecto detalló que "la separación no era parte de la discusión, sino que Vilo la aceptaba y ambos estaban de acuerdo en comunicarles la separación a los hijos menores ese mismo día". Luego, también cuestionó que el acusado no arrojó combustible directamente sobre la mujer, sino que le salpicó. Incluso más tarde, exhibió el testimonio de la propia víctima cuando fue dada de alta para ilustrar esto. Nancy dijo "recién tenía el alta, todavía estaba alterada y capaz no recordaba bien".



Zingoni también resaltó que su defendido no inició el foco ígneo y de la declaración en juicio de Nancy, ella tampoco da cuenta de que tenga un elemento para encender el fuego, sino que hubo una explosión. Sin embargo, brindó un detalle fundamental: al costado de la cama había un leño, tipo estufa que usaban para calefaccionarse y Vilo arrojó combustible a la cama.


"Vilo nunca encerró a su familia, sino que intentó por todos los medios posibles. Luego de que se produce este incendio, intentó ayudarla. Acá se va a intentar presentar a nuestro defendido como un monstruo, pero podemos ver que ello no es así", sostuvo la defensora y confió que buscarán probar que se trató de un hecho calificado como incendio agravado por haber peligro de muerte para alguna persona y lesiones graves.


En un caso, la expectativa mínima de pena es de 10 años; mientras que en el otro de 3 años.


0 comentarios

Comentários


Banner_Puerto_USH_780x90.gif
bottom of page