Monte Hermoso: "No es descabellado pensar en un alerta sanitario, una especie de toque de queda"

El intendente Alejandro Dichiara dijo que "el problema es la juventud y la noche, que es donde se producen los excesos". Mañana se reunirá con Axel Kicillof. La localidad balnearia superó los 120 casos.

El intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, se mostró preocupado por "el desborde de algunas actividades" ocurrido durante el primer fin de semana del año.

"Tuvimos un fin de semana con muchísima gente y con el clima acompañando; el sábado fue un día soñado. Debe haber habido más de 120 mil personas en Monte Hermoso y eso produjo el desborde de algunas actividades, sobre todo las relacionadas a la nocturnidad y la presencia de los jóvenes. En un momento se tornó incontrolable, con paradores desbordados", sostuvo.

El jefe comunal advirtió que no sería "descabellado pensar en un alerta sanitario y que a una determinada hora de la noche haya que cerrar absolutamente todo y que se abra a las 6 o 7 de la mañana".

"Una medida tibia no va a funcionar, hay que tomar una medida drástica, una especie de toque de queda sanitario, acompañado por presencia policial".

Asimismo, confirmó que mañana a las 9 tiene prevista una reunión —en San Bernardo— con otros seis intendentes de la costa y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

"Veremos si se toma alguna medida previa al próximo fin de semana. El problema es la juventud y la noche, que es donde se producen los excesos. El que anda con tapaboca parece desubicado; eso provoca indignación. Vamos a acatar las medidas que se tomen a nivel provincial y nacional", señaló.

Además, Dichiara contó que le llegaron imágenes de una fiesta clandestina en un lugar conocido como La Boca, un sector al que para ir "hay que recorrer 20 kilómetros por la playa y es peligroso; la Policía y la Guardia Urbana no dieron abasto".

"No se puede entender la poca conciencia de la gente en interpretar los protocolos que hay que cumplir para no contagiarnos entonces, ante eso, es imposible. No quiero que la Municipalidad se saque el sayo de la responsabilidad, pero pasamos de 10 mil habitantes a 120 mil y es imposible llevar adelante los controles para seguir exigiendo conductas. Ha habido desbordes producto de la gran cantidad de gente que vino a la ciudad", mencionó.

"Ya en Monte Hermoso hay circulación comunitaria, tenemos más de 120 casos y no estamos haciendo testeos. Estamos muy preocupados, como en toda la costa atlántica", siguió.

Puntualmente, fueron reportados hoy dos nuevos contagios con los que la ciudad balnearia alcanzó los 122 desde el inicio de la pandemia (41 permanecen activos).

De ellos, 81 se registraron en las últimas tres semanas. Además, Monte sufrió cinco muertes por COVID-19.

"Este no es un verano de joda, es para descansar y despejar la cabeza de un año complicado de tanto encierro. La familia debe tomar determinaciones de control de sus hijos, si no es muy difícil", agregó el intendente.

"Esto ya pasó en Europa y ni así aprendimos. Parece que tenemos una sociedad que se quiere contagiar. Y también vamos a ser sinceros, remontémonos a cuando teníamos 20 años, no había coronavirus que nos pare. Es una situación muy compleja y se pone en juego la salud comunitaria", completó.



0 comentarios