• NQP/NOTICIAS

Luque cumple un año desde que ganó las elecciones con un Municipio activo, impulsando obra pública




Al cumplirse un año donde se impuso en las elecciones con un triunfo

contundente por más del 50% de los votos de la ciudadanía, el intendente

comodorense Juan Pablo Luque ha realizado un trabajo intenso y

fructífero en un periodo que no estuvo exento de dificultades por la

crisis del COVID-19, cumpliendo con los temas prioritarios en su agenda:

el cuidado de la población ante la emergencia sanitaria, la reactivación

económica, la ejecución de obra pública en los barrios, la consolidación

de un Municipio más moderno, dinámico e inclusivo y el trabajo conjunto

entre gobiernos y fuerzas para afrontar la pandemia.


Aún con todas las consecuencias de un año tan excepcional e inédito por

la llegada del Coronavirus a la ciudad, y transcurrido el primer periodo

anual del equipo de gobierno que encabeza Juan Pablo Luque, han quedado

en evidencia las políticas prioritarias de su gestión que tienen que ver

con una impronta fuerte en el bienestar e igualdad social a través de

medidas adoptadas para auxiliar económicamente a los sectores

productivo, empresarial, social y cultural golpeados por la crisis

sanitaria y la planificación acelerada de la ciudad para la pospandemia.


Con un gran desafío y decisiones que se debieron tomar en la marcha, el

mandatario reafirmó su capacidad de diálogo al cerrar su primer año de

gestión con el respaldo firme del gobierno nacional de Alberto

Fernández, que decidió destinar aportes millonarios para

infraestructura, recursos sanitarios o ayuda social para poder reforzar

el trabajo permanente en territorio que viene realizando el

Ejecutivo local y de cara al vecino.


Reconducción de la economía


“Somos un grupo de dirigentes que cree que las transformaciones se

logran poniendo el corazón, gestionando de manera transparente y

responsable, ocupándonos de los que menos tienen y de los que necesitan

el apoyo del Estado”, fueron las palabras en su discurso al ganar las

elecciones el 27 de octubre del año pasado y para ratificarlo resolvió

una serie de medidas que permitieron sostener la actividad económica y

los puestos laborales en los sectores más afectados por las

restricciones, producto de la emergencia sanitaria.


El paquete de medidas de auxilio económico municipal contempló, entre

algunas, la moratoria extraordinaria para el pago de todos los impuestos

de Rentas, con el beneficio de quita de hasta el 100% de intereses en

una primera convocatoria y que resultó con una adhesión de más de 1270

planes en los primeros días. Esta respuesta efectiva permitió no solo

aliviar el bolsillo de los comodorenses,

sino también, desarrollar una herramienta moderna y rápida como la

Oficina Virtual para acercar el Municipio al vecino y evitar la

conglomeración de público en los edificios en un contexto crítico donde

rige el distanciamiento social.


También, se destinaron 60 millones de pesos de las arcas municipales a

través de Comodoro Conocimiento para ayudar a las empresas locales con

líneas de créditos para cubrir los costos salariales, gastos fijos,

compra de mercadería y todo lo necesario para afrontar la crisis

económica que desató el COVID-19. Las líneas de préstamo contemplaron

una tasa de interés fija y anual del 12 por ciento a devolver en 18

meses y para la cual, el Municipio decidió prolongar los plazos para

darle tiempo a los emprendedores que fueron reabriendo sus puertas de

forma discontinua por las medidas de los DNU a nivel provincial.


“Somos un Estado que pese a la pandemia está presente, cuidando los

recursos y acompañando a los sectores que más lo necesitan”, es la

afirmación de Juan Pablo Luque en relación al respaldo que se viene

dando a los diferentes sectores. Entre ellos, además, se encuentran

aquellos rubros que no pudieron retomar sus actividades o que lo

hicieron de manera parcial, como gimnasios privados, centros de danza o

espacios culturales, a quienes el Estado les ha otorgado una ayuda

económica sin devolución.


Por otro lado, y sin dejar de atender al sector de servicios esenciales,

el Municipio decidió sumar una línea de crédito para taxis y remises

destinando 5 millones de pesos en créditos a tasa blanda del 1% mensual

y con tres meses de gracia para comenzar a devolverlos. El objetivo de

generar la ayuda a través de créditos fue provocar un circuito que

permitiera recuperar el dinero invertido y destinarlo a otras ayudas

financieras.


Como medida complementaria, se otorgó la exención impositiva del

Impuesto a los Ingresos Brutos e Inmobiliario para los sectores

comerciales a partir del mes de abril y continuando a lo largo de todo

el año 2020.


Obra pública, prioridad de los comodorenses


Dando muestras de un Municipio que cuida sus recursos y que cumple con

sus compromisos dentro de su estructura pese a los profundos cambios

sociales por el Coronavirus, la gestión de Luque decidió proseguir con

su plan inicial de infraestructura para “avanzar con las prioridades de

los comodorenses”.


Esta decisión fue clave porque no solo permitió reactivar la mano de

obra local con más de 600 puestos de trabajo genuino, sino además, la

ejecución de proyectos fundamentales en materia de servicios básicos,

permitiendo que Comodoro Rivadavia sea una ciudad apta para la conexión

a la red de gas natural de miles de nuevos usuarios, mediante 700

frentes de obras ya finalizados y otros 600 pronto a culminar antes de

fin de año y con una inversión que supera los 110 millones de pesos.


A este beneficio que permite un ahorro para la economía familiar y

mejorar la calidad de los vecinos, se suman otras obras emblemáticas

como la reconstrucción histórica de la Avenida Rivadavia, una de las

arterias principales de la ciudad, que implica el recambio de cañerías,

mejora de servicios y veredas, además de la pavimentación y

reacondicionamiento de boulevares.


En otro punto, es importante mencionar, el firme trabajo, planificación,

control y ejecución de la obra pública a través del plan hídrico ideado

por el gobierno local para la contención del agua, y que está

relacionado con los trabajos actuales de ensanchamiento del Canal de la

Avenida Roca; uno de los desagües más importantes de la zona sur y que

una vez finalizado permitirá duplicar su capacidad, beneficiando a los

vecinos que se vieron muy impactados con la catástrofe climática en el

2017.


En paralelo a las obras esenciales, el Ejecutivo avanza con su plan de

embellecimiento y urbanización, a través de la ejecución de paseos

costeros, aeróbicos, ciclovía y espacios para las familias; además de la

infraestructura que marcará un antes y un después en la vida del deporte

local con la finalización del Hotel Deportivo en Km 3 o la pileta de

natación en el barrio Pueyrredón. Sin dejar de mencionar, la

revalorización del patrimonio histórico con el inicio del proyecto

urbanístico de la ex estación de ferrocarriles y la refacción interna en

la Terminal de Ómnibus; dos apuestas que ya fueron comprometidas para

los años venideros.


Una gestión con mirada federal


Desde el inicio de su mandato, Juan Pablo Luque destacó la recuperación

del vínculo federal perdido en los últimos cuatro años del gobierno

anterior de Mauricio Macri, lo que llevó a reclamos que se hicieron eco

en varias oficinas de los ministerios de la presidencia y que tuvieron

una respuesta favorable no solo con reiteradas visitas de funcionarios

de la órbita nacional, sino para el financiamiento y reactivación de

proyectos postergados como el aterrazamiento del Cerro Chenque, el

Estadio Centenario o el convenio para la primera etapa del emisario de

zona norte.


El aperturismo del intendente tiene su correlación igualmente en la

adhesión de la ciudad a distintos programas de alcance nacional para el

beneficio directo de la comunidad, como el Plan Detectar, la gran

apuesta para aislar rápido y bajar la curva de contagios de COVID-19

recorriendo cada barrio, la llegada de equipos de epidemiólogos y

emergentólogos en apoyo a las áreas de salud pública en los momentos más

complicados de la pandemia o, asimismo, el acceso a propuestas que

profundizan en lo social como el programa Municipios de Pie.


Esta característica distintiva de Juan Pablo Luque en su capacidad de

búsqueda de consensos, permitió que su primer año de gestión esté

signado por fuertes políticas sociales, con un trabajo institucional y

de puertas abiertas con otros gobiernos, la evaluación constante de los

escenarios económicos para la ejecución del presupuesto de forma

prolija, transparente y austera y la planificación para la pospandemia

que permita seguir con el objetivo inicial de consolidar a Comodoro como

una de las ciudades más importantes de la Patagonia.



  • whatsapp-png-image-result-for-whatsapp-p
  • https___blueprint-api-production.s3
  • App_Store_logo
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

© 2020 NQP PRODUCCIONES | REPÚBLICA ARGENTINA