• NQP/NOTICIAS

Las inundaciones siguen arrasando el oeste de Alemania y Bélgica


La cifra de víctimas mortales de las devastadoras inundaciones registradas en el oeste de Alemania asciende ya a 135, mientras sigue la búsqueda de desaparecidos y la evacuación de ciudadanos en zonas donde se temen nuevos desbordamientos. Se teme que el número de muertos supere a las catástrofes naturales desde la inundación en el mar del Norte en 1962 (340 fallecidos) y a la del Río Elba de 2002 (131 personas), debido al elevado número de desaparecidos, más de 1.300.


Las autoridades del Land de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país, y del de Renania Palatinado, los dos estados federados afectados, temen que siga el hallazgo de víctimas entre los escombros, en medio de la destrucción que han dejado las tormentas de los últimos días.


En la ciudad de Heinberg, cercana a la frontera con Países Bajos, fueron evacuadas en las horas nocturnas cientos de personas tras romperse un dique de contención, pese a los esfuerzos por reforzarlo. En otras poblaciones de las regiones afectadas se está procediendo ya a las labores de desescombro, mientras los servicios meteorológicos pronostican que no habrá más precipitaciones destacables este sábado.


Unos 100.000 habitantes siguen sin suministro eléctrico. Persiste la alerta por lluvias, sin embargo, en otras regiones del sur, especialmente en el Land de Baden-Württemberg, donde los servicios de protección civil y bomberos tratan de reforzar márgenes de los ríos y valles.



Bélgica


Las lluvias torrenciales en Bélgica han dejado ya 20 personas fallecidas y otras tantas desaparecidas, así como miles de afectados y enormes daños materiales en el sur del país que aún deben ser cuantificados, según el último balance oficial ofrecido por el Gobierno belga en una conferencia de prensa.


El primer ministro belga, Alexander de Croo, dijo que las inundaciones "pueden ser las más catastróficas que haya visto" en Bélgica y decretó un día de duelo nacional para el próximo martes. La ministra del Interior, Annelies Verlinden, informó de que nueve de los fallecidos aún no han podido ser identificados y que "sigue sin descanso la búsqueda" de los desaparecidos y advirtió de que las cifras podrían evolucionar en los próximos días.


Las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias, que comenzaron el miércoles y fueron amainando a lo largo del este viernes, han obligado además a evacuar a "miles de personas" y "muchas más" han sufrido daños materiales que solo podrán ser cuantificados en los próximos días, según la ministra.


Las operaciones de rescate prácticamente han terminado en la provincia de Lieja y los esfuerzos se centran ahora en el rescate de animales y en operaciones técnicas. En la región de Valonia aún hay problemas en la red eléctrica y en el suministro de agua en las provincias de Luxemburgo y de Namur.


Por otra parte, en Flandes el nivel de las aguas baja con lentitud en la provincia de Limburgo.


0 comentarios