top of page
  • NQP/NOTICIAS

La hija de Maru Botana trabaja de empleada doméstica en Hawái: "Gana 40 dólares por hora"

La cocinera contó que Lucía Solá, de 21 años, actualmente vive en Estados Unidos y se quedará allí por cuatro meses.

Maru Botana sorprendió al contar que Lucía, una de sus hijas, actualmente trabaja como empleada doméstica en Hawaii. Se considera una madre muy abierta, aunque señaló que preferiría que sus descendientes se queden en el país.


“Está instalada y muy feliz trabajando. Es una manera de independizarse y gana 40 dólares por hora”, contó la cocinera sobre la vida que lleva la joven de 21 años fuera del país.


Durante una entrevista en el programa Si pasa, pasa de Radio Rivadavia, una de las integrantes del ciclo le consultó: “¿Qué hacés si uno de tus hijos te dice que se quiere ir de Argentina?”. “No me gustaría porque amo a mi país, pero hoy en día los chicos hacen ese intercambio”, respondió Maru.


Luego, Botana lanzó una confesión que sorprendió tanto al programa como a los oyentes. “Hoy la tengo a Lucía viviendo en Hawaii, se queda allá por cuatro meses y trabaja de empleada doméstica”, dijo. También, comentó que "Luchi" estudia la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y que es "una capa".


“El año pasado se fue con amigas, le gustó la vida de allá y ahora está instalada”, expresó con orgullo sobre la joven, fruto de su relación con Bernando Solá. “Siempre en mi vida deseé educar hijos fuertes, independientes y felices”, resaltó Maru Botana.


Además de Lucía, su hijo Agustín también vivió la experiencia de estar trabajando en el exterior. “Le agarró la pandemia cuando estaba en Bélgica, le dije que no vuelva, que viaje a otro país. Así que se fue a Barcelona”, detalló Maru y explicó que ahora él “tiene experiencia” y le puede “hablar como con un par”.


“Me divierte que mis hijos me ayuden y poder transitar mi vida con ellos. No me asusta que crezcan”, dijo la chef también. En ese sentido, agregó: “Me nutro de sus experiencias, lo valoro y los aliento”.


Luego, se refirió a los miedos que el resto de las personas suelen sentir cuando sus hijos se van a otro país. “A los miedos los bato a punto nieve”, lanzó con humor. “Para mí las situaciones hay que vivirlas, todo lo que tengo me lo gané, me costó y tengo que vivir esto”, expresó.


Finalmente, Maru Botana resaltó sus experiencias. “Con todo lo que viví, no le tengo miedo a nada”, aseguró, dejando en claro que se siente orgullosa por las decisiones y la independencia con la que viven sus hijos.



0 comentarios
bottom of page