• NQP/NOTICIAS

Exaholics: vivir pendiente de un ex

Qué pasa en aquellas relaciones que generan un estado de toxicidad similar a una adicción.

Hay relaciones que generan un estado de toxicidad similar a una adicción, muchas veces maquillado en nombre del amor. En esos casos, la sustancia es el otro. ¿Por qué no te puedo sacar de mi cabeza?

Ya pasó un tiempo considerable desde que esa relación llegó a su fin. Pero uno de los dos aún quedó atrapado en el vínculo. ¿Cómo? Estando pendiente (que pende, que está en espera de algo, atento a alguien o a algo). El que está pendiente se encuentra suspendido ante eso que espera. Ana: “Prometo que en este encuentro voy a hablar más de mí. Las últimas sesiones me la pasé hablando de él”.

Terapeuta: “No te preocupes, aunque hables de él, estás hablando de vos. De tu relación con él. De qué lugar le das en tu vida. De tu forma de apego”.

Juan: “Ya no quiero estar con ella, pero me desespera saber que conoció a alguien”.

María: ”Estoy saliendo con una persona, pero no paro de compararlo con mi ex”.

¿Cuál es el comportamiento de un exaholic?


  • Recrea mentalmente conversaciones o encuentros.

  • Si conoce a alguien, lo compara con su ex.

  • Se desespera cuando piensa en la posibilidad de que su ex encuentre un nuevo amor.

  • Procura seguir vigente para el otro.

  • Le cuesta enormemente retomar su vida por el grado de apego a su ex.

  • La idealización alimenta la obsesión y lleva a lo que se denomina retrospección idílica.

El término exaholic es una expresión coloquial que define un modo de apego afectivo a una persona con la que se tuvo una relación. Quienes lo padecen transitan una suerte de limbo emocional, un estado de suspensión y desgaste mental que no les permite superar la ruptura y reencauzar su vida libremente.

Es importante mencionar que hay varios grados de dependencia que van desde un estar pendiente en forma cíclica, logrando etapas de mayor autonomía, a vivir condicionado y atrapado en esa trama.

¿Es amor o es apego?

El apego es el modo de relación que desarrolla cada persona con sus seres más significativos. Responde a una matriz que tenemos internalizada y que condiciona nuestros vínculos.

El apego está relacionado con:

  • Quiere saber detalles de la vida del ex.

  • Revisa sus redes sociales, sus perfiles, sus estados (no puede evitar stalkearlo).

  • Intenta algún contacto o lo imagina.

  • Cómo gestionamos las emociones en los vínculos.

  • Cómo nos relacionamos con una pareja y en relaciones íntimas (familia, amigos).

  • Cómo nos afecta la presencia-ausencia de esos otros.

  • Los celos/ansiedad/estrés que nos generan las relaciones.

  • El grado de autonomía que podemos desarrollar en nuestra vida.

Lo que atrapa es el apego

Según John Bowlby, quien formuló la teoría del apego, las formas de vinculación que una persona desarrolla pueden ser distintas, pero la gran diferencia está dada por la seguridad o inseguridad que siente en sus relaciones.

El apego seguro genera en la personas sensaciones de mayor estabilidad emocional, autonomía, valoración y tendencia a desarrollar vínculos sanos.

Cuando el modelo interno de apego es inseguro, su misma forma de relacionarse los hace más proclives a permanecer mucho más tiempo en relaciones tóxicas o a sufrir mucho el final de las relaciones.

Las relaciones tóxicas son aquellas cuya dinámica genera que uno de los dos, o ambos, se sientan afectados en su bienestar a causa de esa misma forma de relación. Son relaciones que disminuyen a alguno de sus integrantes, le menoscaban su valoración, la independencia, la alegría y lo van paralizando cada vez más en su crecimiento personal.

En mi experiencia como terapeuta especializada en terapia vincular considero que cuando una persona tiende a establecer relaciones disfuncionales con los demás (dependencia emocional, sometimiento en las relaciones, excesiva distancia afectiva, aislamiento, fobia a la intimidad, relaciones tóxicas, u otros modos que generen malestar) es importante hacer un trabajo terapéutico para modificar el modelo de apego interiorizado.

Los exaholics despliegan un modo de apego inseguro que les impide separarse emocionalmente y lograr autonomía, incluso cuando lo que sienten por su ex no es amor.

Esta condición está ligada a relaciones con alta dependencia emocional.

Los enfoques actuales en psicoterapia promueven intervenciones puntuales que tendrán como objetivo:

  • Identificar el modelo propio de apego.

  • Reconocer creencias limitantes y patrones destructivos en las relaciones.

  • Incorporar herramientas para evitar intercambios nocivos y poder establecer relaciones sanas.

  • Desarrollar modos de apego más adaptativos.

  • Fortalecer la autoestima y la autorregulación emocional en las relaciones.

Fuente: Clarín


0 comentarios