• NQP/NOTICIAS

Espectáculos: Diputados reconoció con su máxima distinción la trayectoria de Jairo


Algo más de medio siglo después de iniciada su carrera artística profesional con la grabación del álbum 'Emociones' en España, Jairo fue reconocido con la máxima distinción que otorga la Cámara de Diputados de la Nación a figuras destacadas de distintos ámbitos: la Mención de Honor Diputado Juan Bautista Alberdi.


El intérprete nacido en Cruz del Eje recogió el galardón pleno de emoción y en compañía de unos cuantos amigos músicos, de dirigentes políticos de diversas extracciones y de sus cuatro hijos (tres de ellos a la distancia desde París y Milán). "Jairo representa con sus canciones lo que esta casa representa para la Argentina toda: la voz de la democracia'', lo elogió la diputada nacional (mandato cumplido) Gisela Scaglia, impulsora de la distinción que le fue entregada en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo.


Lo aplaudió desde la primera fila el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, y un poco más allá artistas de la talla de Amelita Baltar, Juan Carlos Baglietto, Julia Zenko, Dany Martin, Juan Falú, Lito Vitale, el compositor José Luis Castiñeira de Dios, el dibujante Tute (hijo de su gran amigo Caloi), el DT Carlos Bianchi y su esposa Margarita, el animador Fernando Bravo y el actor Rudy Chernicoff, entre más. La política estuvo representada por Mario Negri, Margarita Stolbizer, el excanciller Jorge Faurie y Norma Morandini (cordobesa como el homenajeado). Yaco, el único de los hijos del artista que vive en la Argentina, ocupó la primera línea junto a su pareja, la cocinera Chantal Abad.


Como era de esperar, en el centro de la escena estuvo Jairo flanqueado por el vicepresidente de la Cámara Baja, Julio Cobos; el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, y la diputada Scaglia. No hubo más que palabras de afecto y gratitud hacia él, dueño de una trayectoria que, como destacaron todos los oradores, excedió lo meramente artístico para involucrarse también en las luchas sociales. Cuando desde un video se lo recordó cantando a viva voz en la 9 de Julio, en el cierre de campaña de Raúl Alfonsín en 1983, la reacción de los presentes fue espontánea: estallaron en aplausos mientras un Jairo combativo subrayaba la estrofa 'quiero que mi país sea feliz en amor y libertad...'

­

BUENA MADERA­


La comunicación en directo desde Europa con Iván, Lucía y Marito, fruto de la relación de Mario Rubén González (Jairo) con su esposa Teresa, fallecida el año pasado, fue uno de los pasajes más emotivos de la ceremonia. También el poema escrito y recitado en un video por Luis Landriscina, otro ilustre de nuestra cultura que no quiso estar ausente.


"No ha sido para mí un esfuerzo cantar durante cincuenta años'', confesó el hombre que se codeó con Aznavour, Piazzolla, Yupanqui, Cortázar y Mercedes Sosa; que grabó más de ochocientos temas en cinco idiomas y protagonizó ocho exitosas temporadas en el mítico Olympia de París. "Soy artista y los artistas estamos hechos de una madera especial. Trato de servirle al arte y no servirme de él. Agradezco que la música no me haya distraído como para no darme cuenta de lo que sucedía a mi alrededor'', dijo conmovido. Y cantó, claro, para regocijo de propios y extraños.


Fuente: La prensa

0 comentarios