• NQP/NOTICIAS

El relato de una sobreviviente del alud en Bariloche: “Me tumbó al suelo y me tapó la tierra”

A Natalia la avalancha la sorprendió mientras subía por la escalera para buscar su celular en su habitación. “Fue caótico, muy traumático, nadie entendía nada”, dijo su pareja Alfredo.

Dos sobrevivientes del alud que dejó tres muertos en un hotel de Bariloche contaron en Arriba Argentinos los momentos de terror que vivieron. Natalia, que estuvo internada, explicó que el alud la sorprendió en las escaleras del hotel y terminó totalmente cubierta por la tierra.


“En nuestra habitación también ingresó gran parte de la avalancha: había ramas, troncos justamente donde minutos antes Natalia estaba sentada”, contó Alfredo.


El olvido de un celular que podría haber sido fatal


“Estábamos saliendo del hotel gracias a la insistencia de nuestro hijo de salir de excursión, estábamos yendo por el centro cuando mi pareja volvió porque se había olvidado el celular y se encontró con la escena”, dijo el hombre.


El momento en que la tierra tapó todo


“Fueron segundos, sentí un ruido muy fuerte como si fuera de máquinas. Después hubo un estallido y ahí sí me di cuenta de que estaba en peligro mi vida. Gire para correr, el alud me encontró en el entrepiso. Me cubrió todo una tierra húmeda, media suelta, me tapó toda”, dijo la mujer.

“Me tumbó al suelo esa masa de tierra”, continuó la mujer que sufrió heridas en las rodillas, un hombro y un corte en la cabeza.


“Pensé que me mataba todo eso. Cuando sentí que no se movía más la tierra salí de ese lugar como pude, me dolía todo el cuerpo”, afirmó Natalia. Se arrastró hasta dentro del desayunador, donde la auxiliaron empleados del hotel.


“Hasta los ojos tenía cubierto de tierra”, acotó Alfredo. “Cuando estaba por entrar sentí el estallido y cuando estaba por subir veo todo una masa de tierra que cae por la escalera hasta el lobby. No entendía nada”, dijo.


Preocupado por su mujer, el hombre subió lo más rápido posible y se metió en la tierra. “Me encontré con una persona cubierta de lodo y por la forma del cuerpo me di cuenta de que era ella, le había dado de lleno el barro”, dijo. “Estaba con la cabeza llena de sangre, realmente fue un susto”.


“En el primer piso había troncos, raíces, piedras, la habitación 107 desmoronada”, contó Alfredo, que buscaba también a su hija y su sobrina. A las jóvenes las vio bajar indemnes por una escalera de emergencia.


“Fue caótico, muy traumático. Queríamos salir del lugar. Empezaba a filtrar agua por el techo. Nadie entendía nada”, concluyó Alfredo.


El comisario Marcelo Guastavino explicó que el alud entró por la parte posterior del hotel y que parte de la avalancha de agua y barro fue del primer piso a la planta baja.

0 comentarios