top of page
  • Foto del escritorNQP/NOTICIAS

El mayor impacto de la inteligencia artificial generativa se producirá en finanzas y tecnología

La innovación en IA no solo optimiza tareas, sino que reinventa el panorama laboral, exigiendo estrategias proactivas de líderes empresariales. Los sectores y funciones profesionales más afectados revelan tanto desafíos como oportunidades



La inteligencia artificial generativa (GenAI) afectará una amplia gama de empleos, desde analistas financieros y contables hasta desarrolladores de software y especialistas en marketing, además de redefinir tareas y posiblemente disminuir la necesidad de trabajo humano en ciertas áreas. En detalle, un informe publicado por el Instituto Burning Glass, un centro de investigación sin fines de lucro, y SHRM, anteriormente conocido como Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos, estimó que la tecnología eliminará una gran cantidad de empleos incluso en áreas que no suelen ser las más vulnerables a la automatización.


Las industrias de servicios financieros, legales y de marketing son particularmente susceptibles a ser remodeladas por GenAI, lo que sugiere una necesidad crítica de planeación estratégica por parte de las empresas para adaptarse y prosperar frente a estos cambios tecnológicos y económicos.

Este cambio tecnológico no solo implica desafíos, sino también oportunidades. La creciente productividad podría llevar a una disminución temporal en la demanda laboral, pero también se espera que impulse los beneficios corporativos y la concentración de riqueza, y eventualmente, genere una demanda creciente de bienes y servicios, lo cual podría estimular la creación de nuevos empleos.

Además, trabajos considerados manuales, como aquellos en la industria de bienes de lujo, podrían ver un incremento en la demanda y, por ende, en la participación de ingresos debido a una mayor capacidad adquisitiva.


Cómo la GenAI cambiará el trabajo


La inversión en tecnología relacionada con la IA está proyectada para alcanzar casi USD 200 mil millones para 2025, lo que subraya la escala y el impacto económico del fenómeno, que irá más allá de las dinámicas de empleo y productividad.


Las empresas líderes en sectores como finanzas e seguros, servicios profesionales y sistemas de Información, incluidas firmas reconocidas como Morgan Stanley, McKinsey & Company y Google, enfrentarán transformaciones significativas en su fuerza laboral y deberán estar a la vanguardia de adoptar e integrar estas nuevas tecnologías.


Las organizaciones deben evaluar la composición de sus equipos para determinar su grado de exposición a la GenAI y su posible impacto en la automatización y transformación de roles laborales. Es clave preparar a los empleados para estos cambios mediante inversiones en aprendizaje y desarrollo que potencien nuevas habilidades relevantes.


Los líderes de recursos humanos deben considerar las oscilaciones en la demanda de talento, particularmente en ocupaciones de servicio y manuales como la enfermería, que probablemente no se vean afectadas por GenAI, frente a la creciente necesidad de talento técnico familiarizado con estas tecnologías.


Es esencial desarrollar un plan de acción que incluya programas de capacitación y recualificación profesional para mitigar las interrupciones en la fuerza laboral y aprovechar los beneficios de productividad que GenAI promete, preparándose para un futuro donde la demanda de ciertos roles experimentará un cambio significativo.


Revolución del mercado laboral


Las transformaciones tecnológicas, en particular las relacionadas con la automatización, están remodelando el mercado laboral. Desde principios de los años 90, la automatización en la manufactura reemplazó a trabajadores con robots, mientras que el auge del comercio electrónico redujo el número de empleados en tiendas físicas.


Actualmente, una nueva ola impulsada por el GenAI está acelerando la automatización de roles administrativos y de apoyo en oficinas, una tendencia que ha estado en marcha durante las últimas dos décadas. Sin embargo, lo distintivo de esta ola es que el GenAI apunta a automatizar tareas más sofisticadas, antes realizadas por profesionales.


La revolución de la IA y las tecnologías generativas, en especial los grandes modelos lingüísticos, están transformando el panorama laboral. Estas herramientas demuestran una capacidad excepcional para generar textos coherentes y gramaticalmente correctos, poniendo en riesgo los empleos que requieren tareas y habilidades que coinciden con estas capacidades.

No hay duda de que los trabajadores que se verán más afectados son los que tienen títulos universitarios, y ésos son los que siempre pensaron que estaban a salvo”, afirmó Matt Sigelman , presidente del Burning Glass Institute a The New York Times.


¿Qué tareas puede realizar GenAI hoy?

  • Agilizar las interacciones con el software empresarial. (Por ejemplo, GenAI permite a los trabajadores consultar sistemas de recursos empresariales en inglés sencillo).

  • Generar texto, responden a preguntas y actúan como agentes conversacionales (es decir, chatbots).

  • Generar código y ayudan a depurar y comprender software.

  • Generar imágenes, música, voz y videos.

  • Perfeccionar y mejorar el estilo, la coherencia y la calidad de los contenidos existentes.

  • Resumir y clasificar textos.

  • Recuperar y presentar rápidamente información con rapidez

¿Cuáles son las limitaciones actuales de GenAI?

  • No es especialmente creativo ni original; puede producir contenido derivado.

  • Carece de pensamiento crítico.

  • Comete imprecisiones factuales (alucinaciones)

  • Tiene dificultades con las funciones matemáticas.

  • Reproduce los sesgos de los datos de su entrenamiento.

Sectores y funciones profesionales expuestos a las perturbaciones de la GenAI

La IA generativa impacta significativamente en empleos de alto nivel como analistas de negocios, gerentes de marketing y desarrolladores de software, según un estudio sobre el gasto de nóminas en corporaciones


A continuación, ejemplos de las ocupaciones más vulnerables y de cómo GenAI puede transformarlas, según el Instituto Burning Glass y SHRM:


Finanzas:

Los analistas financieros, actuarios y contables, quienes dedican gran parte de su labor a analizar tendencias de mercado y crear modelos predictivos, se benefician significativamente de la GenAI, que optimiza estos procesos. Además, la IA facilita controles de cumplimiento más rápidos y precisos, tareas que actualmente requieren equipos de auditores, oficiales de cumplimiento y abogados. Los asesores financieros personales pueden utilizar la IA para evaluar riesgos y desarrollar estrategias de inversión personalizadas para sus clientes con mayor velocidad y detalle.


Ciencias sociales:

En la era digital y del big data, las ciencias sociales, incluyendo sociología, psicología y ciencia política, están incorporando la inteligencia artificial para procesar eficientemente grandes conjuntos de datos. La IA permite a los investigadores analizar extensas bases de datos de plataformas sociales, identificando patrones en los sentimientos y comportamientos de los usuarios, así como discernir tendencias emergentes. Además, en áreas como la economía y la ciencia política, el modelado predictivo potenciado por la IA facilita pronósticos más precisos de patrones de votación, cambios económicos y fenómenos similares.


Redacción y edición:

Las funciones relacionadas con la creación y edición de contenidos sufrirán una transformación a medida que la GenAI permita la ejecución casi instantánea de procesos que antes eran manuales. Los LLM pueden generar rápidamente grandes volúmenes de texto coherente, incluidos informes, resúmenes de noticias y artículos como este. Por su parte, otras herramientas de GenAI pueden crear imágenes atractivas si se les proporcionan los datos correctamente estructurados, gráficos e incluso vídeos completos.


STEM:

En el campo de las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), los programadores informáticos ya están utilizando la GenAI para asistir o incluso gestionar tareas rutinarias como la generación de código, depuración, monitoreo de sistemas y optimización de redes. Científicos e ingenieros de diversas especializaciones también podrían pronto aprovechar la GenAI para apoyar en análisis de datos, simulaciones y modelos matemáticos, potenciando la eficiencia y precisión en sus campos de trabajo.


Ventas:

Los profesionales suelen dedicar mucho tiempo a tareas administrativas repetitivas, como registrar interacciones con clientes, rastrear posibles leads y analizar el comportamiento del consumidor. La GenIA tiene la capacidad de optimizar estas funciones, permitiendo a los vendedores concentrarse más en las interacciones con los clientes. Además, puede analizar grandes cantidades de datos no estructurados en los sistemas de gestión de relaciones con clientes (CRM), lo que facilita la predicción de necesidades de los clientes y la recomendación de enfoques de venta personalizados.


Apoyo administrativo y de oficina:

En roles administrativos que involucran la entrada de datos, programación de agendas y otras tareas repetitivas, la IA ofrece un potencial significativo para la automatización o mejora. Por ejemplo, la gestión de citas puede automatizarse completamente, optimizando calendarios basados en reglas preconfiguradas.


Recursos humanos:

Los roles en recursos humanos podrían transformarse completamente con la automatización de tareas rutinarias mediante la GenAI, reorientando a un equipo más reducido de profesionales hacia funciones más estratégicas.


Las habilidades que creías seguras ya no lo son

El concepto de “activos varados” se refiere a aquellos activos que pierden su valor antes de lo esperado, generalmente debido a cambios en las estructuras económicas. Este término se discute en el blog semanal de la banca de inversión UBS por Paul Donovan.

En el ámbito educativo, Donovan sugiere que las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) podrían convertirse en activos varados. Estas habilidades suelen quedar obsoletas más rápidamente que otras habilidades, y es más sencillo para la tecnología reemplazar habilidades absolutas en STEM que en otras materias más abstractas. El autor menciona que gran parte de la codificación informática ya parece un activo varado, y que otras habilidades en este campo podrían seguir el mismo camino.


Cómo GenAI cambia las reglas económicas globales

Los líderes empresariales deben prepararse para cambios significativos en la fuerza laboral debido a la GenAI. (Imagen Ilustrativa Infobae)

El avance de la GenAI está marcando un profundo cambio en el panorama económico global, impulsando la productividad laboral, pero acarreando significativas alteraciones en el empleo y la distribución de la riqueza.

En abril de 2023, analistas de J.P. Morgan estimaron que durante los primeros cuatro meses de ese año, el interés en los modelos de inteligencia artificial había impulsado un aumento en la capitalización de mercado de USD 1.4 billones y un incremento del 45% en las ganancias corporativas. Esto significa que la atención y las inversiones en tecnologías de IA generaron un crecimiento significativo en el valor total de las empresas en el mercado de valores y en sus beneficios económicos.

Goldman Sachs estimó que la adopción masiva de la GenAI podría conllevar reducciones de personal en muchas industrias, dada la incapacidad de la oferta laboral de igualar el acelerado incremento en la productividad. Esta transición, aunque desafiante, no se espera sea permanente.

Se anticipa un ciclo de reajuste en el que, eventualmente, la demanda de nuevos bienes y servicios genere un rebote en el empleo. Este escenario sugiere una evolución marcada hacia la economía del conocimiento, donde la inversión en programas de capacitación y reciclaje profesional emergen como estrategias clave para las organizaciones.

La progresión hacia la automatización y la adopción de herramientas de IA plantea un cambio significativo en la composición laboral y la distribución de ingresos. Los trabajos de “cuello blanco” se encuentran entre los más expuestos a la disrupción por GenAI, lo que demanda una reevaluación de las estrategias de fuerza laboral por parte de los líderes empresariales.

A su vez, la eficiencia impulsada por la GenAI podría generar ahorros sustanciales en nóminas, especialmente en roles profesionales de alto salario. Este movimiento hacia la automatización plantea interrogantes críticos sobre la seguridad laboral y la igualdad económica en una era dominada por la inteligencia artificial.

Mientras los trabajadores de “cuello azul” podrían verse menos afectados debido a la naturaleza física de sus tareas y el aumento en la demanda por bienes y servicios de lujo, la creciente concentración de la riqueza entre los inversores y los empleados senior en compañías tecnológicas sugiere un aumento en la estratificación económica.

Esta redistribución de la riqueza podría, paradójicamente, potenciar un gasto de consumo en categorías de lujo, a pesar de las preocupaciones más amplias sobre la seguridad del empleo y la igualdad de ingresos.


Cómo la IA generativa cambia sectores


Empresas líderes en estos sectores, incluidos gigantes como Morgan Stanley, Banco de América, McKinsey & Company, KPMG, Deloitte, Bloomberg, Salesforce y Google, se encuentran entre las más susceptibles a la disrupción provocada por esta avanzada tecnología. Eso obligará a líderes empresariales y jefes de recursos humanos a replantear estrategias de gestión de talento, como “reskilling” (recapacitación) y “upskilling” (actualización de habilidades) para adaptarse a una nueva era laboral.


Ante este panorama, la adquisición y desarrollo de talento en GenAI se ha convertido en una prioridad para las empresas afectadas. Reskilling de talento existente para llenar roles de IA, como la gestión de chatbots o la supervisión de procesos automatizados, será crucial.

Al mismo tiempo, se anticipa que ciertas profesiones, como actuarios y profesionales de la seguridad de la información, puedan beneficiarse de la integración de IA, potencialmente aliviando carencias laborales en estos campos. Sin embargo, la proliferación de GenAI también podría generar un excedente laboral en áreas donde las capacidades de la IA replican o superan las competencias humanas.


Los líderes de recursos humanos enfrentarán el desafío de mantener la inclusión, la equidad y la diversidad (IE&D) en medio de la adopción de GenAI. La tecnología, aunque prometedora, corre el riesgo de replicar sesgos existentes en prácticas de contratación y evaluación, potencialmente contrarrestando los objetivos de IE&D. Por ello, “ajustes en las prácticas de contratación y revisiones de las métricas de IE&D pueden ser necesarios”, sugieren los estudios.

Asimismo, la capacitación y el desarrollo de empleados demandarán ajustes significativos para alinearse con las necesidades de un mercado laboral en transformación. Instituciones educativas y programas de formación deberán enfocarse en impulsar habilidades centradas en IA, así como en subrayar la importancia de las capacidades humanas únicas de pensamiento crítico, empatía y adaptabilidad. En este contexto, “la colaboración hombre-IA se perfila como un factor decisivo para alcanzar los mejores resultados”, resaltan analistas.

La realineación salarial representará otra área de ajuste, dado que la demanda y la compensación por roles especializados en la creación y gestión de herramientas de IA están en ascenso. Contrariamente, aquellas posiciones que dependan de habilidades fácilmente automatizables enfrentarán una disminución tanto en demanda como en remuneración.

Cabe destacar que, más allá de la necesidad de adaptación por parte de las organizaciones, la adopción generalizada de GenAI plantea un llamado a la acción para líderes en recursos humanos y ejecutivos de empresa que buscan mantener a sus organizaciones competitivas y socialmente responsables en este nuevo horizonte laboral y tecnológico.


Equilibrio humano-máquina, clave del éxito futuro

Se plantea un panorama equilibrado en el que la Generación de Inteligencia Artificial (GenAI) presenta tanto desafíos como oportunidades. Por un lado, existe una preocupación legítima sobre la seguridad laboral y la equidad, dada la creciente automatización y la capacidad de la IA para realizar tareas anteriormente humanas.


Por otro lado, la GenAI ofrece la posibilidad de aumentar la productividad y permite a los trabajadores concentrarse en habilidades que son exclusivamente humanas, como la creatividad, el pensamiento crítico y la empatía.


Sumando a esta reflexión, es importante considerar que, aunque existe una abundancia de estudios que analizan el impacto potencial de la inteligencia artificial, aún estamos en una etapa temprana para comprender completamente sus efectos a largo plazo. Muchos análisis concluyen que el impacto de la IA será significativo, pero el alcance exacto y la naturaleza de este impacto siguen siendo un área de descubrimiento y evolución.


Por lo tanto, mientras nos preparamos para un futuro cada vez más automatizado, es crucial que empresas y trabajadores no solo adopten nuevas tecnologías, sino que también desarrollen habilidades distintivamente humanas que complementen y maximicen los beneficios de la IA.

En este contexto, el equilibrio entre la adopción tecnológica y el desarrollo humano adquiere una importancia aún mayor, marcando el camino hacia un futuro donde la coexistencia armoniosa entre humanos y máquinas potencie las capacidades de ambos.


(Con información del Instituto Burning Glass, SHRM, The New York Times y UBS)

0 comentarios

Comments


Banner_Puerto_USH_780x90.gif
bottom of page