• NQP/NOTICIAS

El Gobierno busca acordar precios y mejoras salariales durante 60 días

El Presidente anunció una convocatoria a empresarios y sindicalistas para “marcar una hoja de ruta”.

A horas de que se difunda el índice oficial de la inflación de julio, que podría ser el más alto en más de tres décadas, el presidente, Alberto Fernández, anunció que en el transcurso de esta semana convocará a empresarios y a sindicalistas para acordar precios y salarios por los próximos 2 meses, en un contexto del disparado aumento del costo de vida durante este año y la caída del sueldo real.


El mandatario dijo que acordó con el ministro de Economía, Sergio Massa, “en el transcurso de esta semana”, convocar a los empresarios y a los sindicalistas y “sentarlos en una mesa para marcar una hoja de ruta para alinear precios y salarios por los próximos 60 días para que los argentinos dejen de padecer la inestabilidad que hoy viven en materia de precios”.


Fernández dijo que la “idea” fue acordada con Massa, quien asumió la semana pasada como el tercer ministro de Economía en un mes, en medio de fuertes tensiones financieras y aceleración inflacionaria, al participar en un acto para inaugurar el Mercado Lomas en la ciudad de Lomas de Zamora, en la provincia de Buenos Aires.

“Unos pocos especuladores no nos pueden hacer cambiar el rumbo a nosotros”, remarcó Fernández en línea discursiva con el kirchnerismo en uno de los tramos de su discurso, acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio, Matías Tombolini.


La inflación argentina, una de las más altas de América Latina, ya corría en junio pasado al 64 por ciento anual y al 5,3 por ciento mensual, pero las expectativas de inflación para el año se aceleraron al 90,2 por ciento anual para diciembre de 2022.


El Gobierno de Alberto Fernández espera un dato mayor de inflación el jueves próximo ya que el Instituto Nacional de Estadística y Censos difundirá el índice de precios al consumidor de julio de 2022, que el reporte de expectativas del Banco Central prevé en un 7,5 % mensual. Las consultoras privadas estiman, en cambio, que rondará en un 8 por ciento.


El Presidente reconoció que la inflación es uno de los problemas que más preocupan a los argentinos y que quiere que “los salarios le ganen a la inflación”.


La inflación “no es solo un problema que debe resolver el Gobierno, sino responsabilidad de todos y cada uno”, agregó.


El jefe de Estado indicó también que la Argentina “pudo volver a crecer en una situación mundial muy difícil”, y pidió “adecuar los precios a los ingresos de la gente”.


“Nos tocó un tiempo muy difícil, pero a pesar de todo pudimos volver a crecer y a generar puestos de trabajo. Ahora tenemos que adecuar los precios a los ingresos de la gente y evitar la especulación”, sostuvo Fernández en otro de los tramos de su discurso.


En esa línea, el jefe de Estado aseguró además que quiere que “los salarios les ganen a la inflación”, y consideró que “hay que evitar la Intermediación en la cadena de valor” de los precios para evitar a los especuladores.


“Queremos que el Estado esté presente para compensar las desigualdades. Por eso también es importante el trabajo de las organizaciones sociales y su producción”, destacó el Presidente en relación a la puesta en funcionamiento de este centro concentrador.


Desde la CGT, condicionan

Mientras, el secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, consideró que es preciso “jerarquizar y potenciar” los salarios de los trabajadores, después de la convocatoria del Presidente para fijar una “hoja de ruta” en común entre empresarios y sindicalistas para contener la inflación.


El también secretario de Políticas Educativas de la CGT defendió las negociaciones paritarias libres y sostuvo, en línea con la Casa Rosada, que a los formadores de precios “se les fue la mano”, por lo que reclamó jerarquizar y potenciar los salarios.


Mientras, desde varios sectores empresariales aceptan el convite del Gobierno -que podría ser el próximo martes-, al tiempo que reconocen la necesidad de recomponer los ingresos de los trabajadores. Pero también hacen hincapié en la situación en la que se encuentran, producto de las restricciones a las importaciones y de la alta volatilidad cambiaria, entre otras variables.

0 comentarios