• NQP/NOTICIAS

El embajador de EEUU dijo que sigue “con gran interés” la investigación por el avión retenido

Marc Stanley también agradeció los “esfuerzos” del Gobierno “para esclarecer la situación” de la aeronave sospechosa con tripulación iraní y venezolana.

El embajador de los Estados Unidos en la Argentina, Marc Stanley, afirmó este jueves que el Gobierno estadounidense sigue “con gran interés las investigaciones judiciales y policiales” del avión retenido en Ezeiza con tripulación iraní y venezolana.


“Seguimos con gran interés las investigaciones judiciales y policiales de la tripulación y el avión, y agradecemos los esfuerzos investigativos de las autoridades argentinas para esclarecer la situación”, sostuvo Stanley, en una breve declaración a la que accedió TN.


Este jueves, unas horas antes, también la Embajada de Israel había manifestado su postura, en un duro comunicado, frente al sospechoso avión retenido en el país: “El Estado de Israel está particularmente preocupado por la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Airen América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas”.


El Boeing 747 -que llegó a la Argentina el lunes 6 de junio pero fue retenido recién el viernes 10- pertenece a la aerolínea EMTRASUR, una filial de la aerolínea nacional de Venezuela (Conviasa), bajo sanciones estadounidenses, y fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air, también apuntada por EE.UU por actividades terroristas.


La tripulación estaba integrada por 9 personas, entre ellas los iraníes Mohammad Khosraviaragh; Gholamreza Ghasemi; Mahdi Mouseli; Saeid Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi. El juez federal Federico Villena busca determinar qué tareas realizaban los tripulantes y los motivos por los que el avión llegó a la Argentina.


El Gobierno nacional volvió a intentar bajarle el tono al caso este jueves. La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, sostuvo que “ni los miembros de la tripulación” ni el avión de la empresa Emtrasur tenía “alertas ni antecedentes”, y defendió el accionar del Ejecutivo.


“El Gobierno llevó adelante todas las medidas que había que llevar adelante. El avión circuló por los cielos de México, Paraguay, Uruguay y fue detenido precisamente en la Argentina”, dijo la funcionaria en su tradicional conferencia de prensa de jueves en la Casa de Gobierno, y cargó contra los medios de comunicación: “La novela periodística sobrepasa los límites de lo razonable”.

0 comentarios