• NQP/NOTICIAS

El desafío de Tortoriello en Rio Negro por conservar los votos radicales tras una campaña feroz


Juntos por el Cambio desplazó del segundo lugar al Frente de Todos, en los resultados de las elecciones PASO del domingo y logró más del 27 por ciento de los votos, superándolo por menos de tres puntos, ambos lejos del 35.43 de Juntos Somos Río Negro


El ganador de este espacio fue Aníbal Tortoriello, del PRO, que además volvió a recuperar el protagonismo en Cipolletti, a dos años de ser desplazado del municipio por Claudio Di Tella (JSRN). El empresario cipoleño superó a sus adversarios internos, los radicales Mario De Rege y Germán Jalabert y será candidato a diputado nacional en noviembre, con la mira puesta en la gobernación rionegrina para el 2023.


Esta elección primaria de JxC repitió el escenario interno nacional, donde el PRO le ganó al radicalismo en todas las provincias, menos donde es gobierno, como Mendoza, Jujuy y Corrientes.



De esta manera la UCR rionegrina quedó relegada al rol de apoyo y acompañante de Tortoriello, quien en los inicios de la interna tuvo palabras y gestos inamistosos hacia el radicalismo e incluso pidió disulpas por algunos calificativos poco felices pronunciados en medios de comunicación.


Su campaña electoral de las PASO, tuvo como centro de sus críticas al gobierno nacional, a la administración provincial y al senador Alberto Weretilneck, en el desafío por recuperar Cipolletti. No hizo demasiadas menciones a Mauricio Macri, pero elogió a Horacio Rodríguez Larreta y tuvo reconocimientos para con Patricia Bullrich. Su discurso de la nueva política fue con eje en la necesidad de producir reformas -desde el Congreso Nacional- de las leyes laborales e impositivas.


Pero qué sucederá con el radicalismo provincial. Sin duda tuvo un atisbo de recuperación: en las elecciones a la gobernación del 2019 sacó el 3.10%, con Horacio Massaccesi; en la intermedia nacional del 2017, el 31.97%, con Lorena Matzen y en el 2019, el 5.57%, nuevamente con Matzen. Ahora, De Rege y Jalabert sumaron 10 puntos.


En los números de los votos del domingo pasado los intendentes radicales pasaron inadvertidos. El jefe comunal de Huergo, Miguel Martínez, fue el único que apoyó a Tortoriello. Hugo Funes, de Chimpay; Yamila Direne, de Valcheta; Carlos Toro, de Jacobacci y Félix Moussa de Ñorquinco, trabajaron para el radical De Rege y Víctor Mansilla, de Darwin y Mariano Lavín, se expresaron por Juntos, y así lo indican los números.


JSRN logró triunfos en todas estas localidades, incluidos sus respectivos circuitos, como El Valle Medio y región sur.


El desafío de Juntos por el Cambio, y específicamente de Aníbal Tortoriello, será contener este caudal de votos hasta noviembre. Es su responsabilidad, para consolidar el liderazgo en el espacio y sobre todo generoso y amplio en la convocatoria con el radicalismo, porque del total de votos obtenidos, un 28 por ciento pertenece a la suma de las propuestas de De Rege y Jalabert.

Tortoriello cuenta con un claro asentamiento en Cipolletti y en el Alto Valle, con apoyo empresarial, los cuerpos de bomberos y las iglesias, que militaron con fuerza el discurso de defensa de la vida, contra el aborto.


Hasta noviembre tendrá que lograr un mayor asentamiento en todo el territorio donde el PRO y la CC-ARI -sus dos pilares- no tienen referencias, contrario al caso del radicalismo, con dirigentes y referentes en todas las ciudades y pueblos. Desatender esta realidad podría ser peligroso y brindaría argumentos para el éxodo hacia Juntos Somos Río Negro. (ADNRN)



0 comentarios