top of page
  • Foto del escritorNQP/NOTICIAS

El dólar agro le pone presión a la deuda del Banco Central, que ya supera los $12 billones

Al inicio de la gestión de Alberto Fernández, los pasivos del organismo representaban el 5% del PBI. Hoy ya equivalen al 12% del producto y el tipo de cambio diferencial para exportadores generará un incremento aún mayor.

La deuda del Banco Central (BCRA) continúa creciendo y ya supera los $12 billones. Se trata de todos los pesos excedentes en la economía, que vuelve a los bancos y estos, a la vez, colocan en bonos emitidos por la propia autoridad monetaria.


El BCRA emite dinero por diversos motivos: cuando compra dólares, cuando financia directamente al Tesoro (en marzo volvió a hacerlo después de siete meses) y, también, cuando paga intereses de los mismos bonos con los que trata de retirar pesos de la calle con el fin de evitar que se conviertan en combustible para la inflación y la brecha cambiaria.


Actualmente, el organismo tiene dos instrumentos principales para realizar esa tarea: las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 y 180 días y los pases a un día. Cada vez que el BCRA sube las tasas de interés para tratar de contener a los precios, también aumenta el costo que paga por aspirar pesos.


En marzo, el pago de intereses de Leliq y pases sumó más de $807.000 millones y fue el principal motivo de emisión de pesos por parte del BCRA. El organismo retiró parcialmente esos pesos, ya que se llevó $638.000 millones con nueva emisión de deuda.


“La deuda remunerada del BCRA ya suma los $12 billones (12% del PBI). Debido a esta elevada base, en conjunto con una nueva suba de la tasa de interés, durante marzo se pagó el equivalente a casi US$4000 millones en concepto de intereses (al tipo de cambio oficial). De este modo, en los primeros 3 meses del año el BCRA pagó US$11.000 millones en intereses (1,3% del PBI)”, calculó la consultora LCG.


Dólar agro, otro factor de emisión


La dinámica de inyectar pesos, retirarlos a cambio de una tasa de interés que sigue subiendo y volver a emitir para pagar esos intereses está lejos de mejorar en el corto plazo. Por el contrario, LCG remarca que la baja demanda de dinero incrementará aún más el stock de deuda del BCRA.


Por otra parte, el recientemente lanzado “dólar agro” aportará negativamente a la ecuación. Es que, para comprar divisas a los productores, el BCRA emitirá pesos a un tipo de cambio de $300. En cambio, cuando les venda esos dólares a los importadores a $213, absorberá solo un 70% de lo inyectado y tendrá que aspirar el resto con más deuda.


Alberto Fernández y una promesa difícil de cumplir


Durante su campaña presidencial, Alberto Fernández prometía desarmar las Leliq para aumentar las jubilaciones. Lejos de eso, durante su mandato la deuda del BCRA pasó de $1 billón (5% del PBI) a $12 billones (12% del PBI). Si bien la inflación acumulada hizo una parte del trabajo en ese incremento, lo cierto es que el organismo está lejos de prescindir de ese mecanismo de esterilización de pesos.


Precisamente, la reducción no puede hacerse como una medida aislada porque implicaría liberar una enorme cantidad de pesos que hoy están “guardados” en el BCRA. Si esa masa monetaria volviera a la calle, probablemente tendría dos destinos posibles (y no deseados): la dolarización o la compra bienes, lo que aceleraría la inflación.


La salida virtuosa de este esquema sería algo que también parece lejano: que los argentinos confíen en su moneda y quieran tener más pesos, ya sea para ahorrar o para invertir. Ese repunte de la demanda de dinero se traduciría en un mayor requerimiento de crédito, que llevaría a los bancos a desamar sus colocaciones en Leliq y pases para usar ese dinero en préstamos.

0 comentarios

Commentaires


Banner_Puerto_USH_780x90.gif
bottom of page