• NQP/NOTICIAS

El autódromo de Rosario abrió sus puertas al Turismo Nacional y también al público


El autódromo volvió a ser el centro del automovilismo del país. Volvió a sentirse por la zona de los boxes el olor a aceite, la adrenalina para dejar todo a punto, el sonido inconfundible de motores de competición y los autos equivalentes a los de calle del sector medio de la población peleando por milésimas. Porque así es el Turismo Nacional, la bautizada del chapa-chapa que por su paridad y las posibilidades de superación que ofrece, siempre brinda espectáculo.


Pero acaso este fin de semana las sensaciones se potencian. Porque pasaron unos 20 meses para que el Fangio vuelva a ser el Fangio. Con una nueva conducción y el renovado impulso que pretende darle el gobierno municipal, hay velocidad después de tanta obligada cuarentena. Y el sábado se nutrió con la buena accion de las series de la Clase 2 del TN y las chispas por la pole en la Clase 3, donde como en un revival de la última visita a la ciudad, tuvo revancha Leonel Pernía, que se quedó con el uno para comandar este domingo la primera manga de la mañana.


Es que la última carrera nacional en Rosario fue precisamente la del TN en noviembre de 2019. Y el que celebró como loco en el podio fue Pernía, pero cuatro horas después se enteró de que lo bajaban por anomalías en la suspensión delantera y la victoria quedó para Emanuel Moriatis, hoy el presidente de la categoría. Fue una gran frustración para el Tanito, que defendía el título y así se le cortaban todas sus chances para la cita siguiente en San Nicolás. Casi dos años después, en el regreso de la actividad tuerca nacional al autódromo, otra vez quedó al frente.


Así, Pernía comandará la primera batería y las otras lo harán Jerónimo Teti y Matías Muñoz Marchesi. La primera referencia zonal hay que encontrarla en el 408 del campeón José Manuel Urcera, del Larrauri Racing baigorriense.


Mientras que Fabián Yannantuoni, de Capitán Bermúdez, fue el mejor entre los pilotos: 15°. El venadense Ever Franetovich, 2° en la última cita del Fangio pero en la Clase 2 donde luego se consagraría, clavó el 19° tiempo, el parejense Leandro Carducci el 23°, Leo Larrauri el 24° y el de Máximo Paz Mauro Schenone cerró la grilla con el 32°.


Y a esta enorme cita en el TN solo le faltó el público. Pero hoy se saldará esa deuda, ya que 3 mil ocuparán un lugar en las tribunas de recta principal y mixtos. (La Capital)


0 comentarios