• NQP/NOTICIAS

El 95% de los internados en terapia por COVID-19 en Bahía no están vacunados


El 95% de las personas internadas en terapias intensivas de los hospitales bahienses por COVID-19 no recibió ninguna dosis de las vacunas para combatir el coronavirus.


Los datos fueron proporcionados por la Región Sanitaria, que agregó que el restante 5% corresponde a pacientes con al menos una dosis pero que padecían comorbilidades, por edad o patologías previas.


En este momento en Bahía Blanca hay 127.710 personas con una dosis y 72.952 con ambas. El gobierno anunció que durante agosto intensificará la colocación de segundas dosis, teniendo en cuenta la inminente circulación comunitaria de la variante Delta, que azotó a varios países.

Las autoridades sanitarias aseguran que la experiencia internacional demuestra que los índices de inmunización a partir de las vacunas permitieron soportar esos nuevos picos de contagios causados por la Delta sin grandes crisis en el sistema sanitario y se espera que en Argentina el impacto sea similar. Para eso, la vacunación es clave.


En estos días, la Provincia está enviando miles de turnos para completar los esquemas de vacunación que, en el caso de quienes recibieron la primera de Sputnik, podrían combinarse con fórmulas de otros laboratorios, ante la dificultad para conseguir el segundo componente de la vacuna rusa.


Según autoridades nacionales, provinciales y porteñas, la combinación de vacunas ha demostrado una alta tasa de efectividad para prevenir contagios o evitar cuadros severos. A quienes reciben la convocatoria para las segundas dosis combinadas, se les avisa de esta situación.


El último reporte sanitario indica que en Bahía hay un 67,5% de ocupación de camas UTI (unidad de terapia intensiva), lo cual implica una suba progresiva desde el jueves pasado, cuando el número se había instalado por debajo del 60%.


A nivel provincial, se indicó que el 90% de las personas internadas en UTI están sin vacunar.

Por otro lado, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, confirmó que el gobierno analizará en los próximos días la aplicación de una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19.


Vizzotti sostuvo que “hay países que inocularon con vacunas con una eficacia más baja y que ahora tienen la necesidad de pensar en algún refuerzo donde se ve que siguen teniendo un número importante de casos e internaciones”.


Ese escenario no se da en Argentina, dijo, pero explicó que en general “las vacunas para enfermedades respiratorias no generan inmunidad para prevenir el 100% de la infección y tampoco tienen una duración tan larga en el tiempo”.


“Pensar en vacunaciones periódicas siempre estuvo en la agenda, sobre todo en personas con más riesgo de tener complicaciones o que tienen menos robusto su sistema inmune, como los mayores de 60 años donde el sistema inmune va involucionando”, agregó. (La Nueva)


0 comentarios