• NQP/NOTICIAS

Desde Bariloche irá un cuadro del “Diego” al museo de La Plata


Desde el 25 de noviembre de 2020, día de la partida de Diego Armando Maradona, muchos fueron los homenajes que se han visto reflejados por medio de la creatividad.


El artista Juan Manuel Ferrarini se radicó en Bariloche hace casi nueve años y desde entonces que se dedica a la docencia y a crear en su taller. En enero pasado recibió un pedido muy especial, una obra basada en una foto del Diego con la libertad de poner su impronta en la misma.


“Leandro Tamburini vino a principios de año de visita a casa, cuando vio mis cuadros me pidió que le haga uno, me dio la foto y me dijo que lo pinte a mi estilo”. Esa condición es seguramente uno de los mejores elogios que puede recibir un artista.


“Como estaba con otro proyecto recién ahora lo pude terminar pero lo fui disfrutando paso a paso” aclaró. El que se lo encargó es un fanático de Gimnasia de La Plata y en su casa, creó un museo. Allí irá a quedar la obra de Ferrarini para que la puedan admirar los que lo visiten.


El artista también es hincha de Gimnasia “el hecho que Maradona haya llegado a mi equipo fue increíble y todo eso generó en mí un sentimiento muy especial” dijo. Ese resumen de sensaciones es precisamente lo que trasmite el cuadro.


Se dice que una obra de arte nunca se finaliza, solo se decide un momento en el cual firmarla y no volver a retocarla. “Después de poner mi firma me enteré que ese mismo día, se cumplían dos años desde que Diego había asumido como DT de Gimnasia” dijo emocionado. “Todo el proceso de la obra me retrotrajo a cuando era chiquito y mi viejo me llevaba a la cancha”.


Agregó “desde entonces que me molesta mucho el alambrado que separa a la hinchada de los jugadores, por eso en el cuadro no está esa separación que me remitía a un zoológico”.

La figura

Son muchos los murales y obras que circulan para homenajear al Diez pero la obra que realizó Ferrarini tiene una particularidad muy especial, Diego está de espaldas. Más allá de ese detalle es imposible no identificarlo.


“Ese fue otro desafío porque mediante la postura tenía que lograr que a simple vista se notara que era Maradona” comentó.



La obra está realizada con acrílico sobre un lienzo de un metro cuadrado. “Para lograr profundidad fui desde algo muy suave hasta lo más pesado que está trabajado con espátula en el sector del césped”.


Una obra maravillosa de un barilochense por adopción que pronto estará entre las obras del museo en La Plata. (El Cordillerano)


0 comentarios