• NQP/NOTICIAS

¿De cuánto debe ser la inflación de noviembre y diciembre para cerrar el año en 3 dígitos?

Sería la primera vez que se supera el 100% anual de inflación desde 1991. "Precios Justos", la carta del Gobierno para evitar ese simbólico guarismo.

A la gente que el aumento anual de precios sea del 99% o del 101% no es una cuestión que le cambie demasiado la vida. Constituye de cualquier forma un desastre económico. La relevancia de cerrar el 2022 con tres dígitos sería, en todo caso, simbólica, pues es algo que no sucede desde la salida de la hiperinflación, hace más de tres décadas.


Sería una especie de «hito» al que el Gobierno de Alberto Fernández intenta no quedar pegado, y el desenlace natural de sucesivas gestiones impotentes de dar solución a un flagelo que nos empobrece sin cesar. El programa «Precios Justos», una réplica a mayor escala de los pasados y fallidos controles de precios, es el manotazo de ahogado de Sergio Massa para evitar el guarismo.


Consumada la inflación de octubre, la pregunta es: ¿qué debe suceder de acá a fin de año para que el aumento anual del nivel general de precios supere el 100%? O, más precisamente: ¿de cuánto debe ser la inflación mensual de noviembre y diciembre para que la anual de 2022 alcance los tres dígitos? A continuación, tres escenarios posibles:

Escenario 1: si la inflación de noviembre y diciembre fuera del 6,5% (promedio de los últimos tres meses), el 2022 cerraría con un acumulado del 100,2%.


Escenario 2: si la inflación de noviembre fuera del 7% y la de diciembre bajara al 6% como resultado de «Precios Justos», el 2022 cerraría con un acumulado del 100,1%.

Escenario 3: si la inflación de noviembre fuera del 6,5% (promedio de los últimos 3 meses) y la de diciembre bajara al 6% como resultado de «Precios Justos», el 2022 cerraría con un acumulado del 99,2%.

0 comentarios