• NQP/NOTICIAS

Dólar: luz de alerta con el FMI por las reservas

Tras haber permanecido en una relativa calma desde fines de febrero, recientemente las cotizaciones libres comenzaron a tomar impulso y superaron los 210 pesos, unos veinte pesos más que una semana atrás.


La escalada que viene mostrando el dólar blue y las variantes libres de la divisa norteamericana (CCL y MEP) es uno de los temas que más preocupa al presidente Alberto Fernández, según se comenta en la Casa Rosada. El primer mandatario se mantiene informado sobre el tema mediante reiteradas consultas tanto al ministro de Economía, Martín Guzmán, como al titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce.


Tras haber permanecido en una relativa calma desde fines de febrero, recientemente las cotizaciones libres comenzaron a tomar impulso y superaron los 210 pesos, unos veinte pesos más que una semana atrás.

La situación del mercado de cambios fue uno de los temas que el ministro Guzmán conversó con los directivos del Fondo Monetario Internacional en su último viaje a Washington, con motivo de la reunión de primavera del organismo.


En esos encuentros se habló de la necesidad de fortalecer al Banco Central a través de la política de acumulación de reservas.


Los directivos del FMI manifestaron estar conformes con las políticas que viene implementando a autoridad monetaria. Cabe recordar que la entidad aumentó la tasa de interés y aceleró, a 4%, el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial. Aunque consideraron que “debía profundizarse la política de fortalecimiento de las reservas”, agregan. Aunque, cabe señalar que el FMI en una actitud “flexible”, otorgó a la Argentina la posibilidad de jugar dólar futuro por 9.000 millones de dólares regulando en consecuencia la paridad sin tener que utilizar reservas.


En el FMI recuerdan que en el programa acordado con la administración de Mauricio Macri este límite con el dólar futuro era de unos 3.000 millones de dólares.


De acuerdo con la visión de los técnicos del Fondo, existe una relación entre la brecha que separa al dólar oficial de los alternativos y la inflación, ya que se considera que esta diferencia alimenta la inflación.


La creciente indexación de los precios de la economía argentina es otra de las preocupaciones de los directivos del FMI, según allegados al organismo. Estos procedimientos tienden a prolongar la inercia inflacionaria.


Ruido político


En tanto, para el Palacio de Hacienda, las tensiones políticas también son un ingrediente que debe ser tenido en cuenta, según comentan en este ministerio. El propio Guzmán alertó que las internas golpean en las expectativas inflacionarias, incluyendo el precio del dólar.


Tal vez buscando fortalecer su posición al frente de la cartera económica, se conoció que este viernes el ministro Martín Guzmán mantendrá un encuentro con miembros del “círculo rojo” en un conclave que tendrá lugar en el Hotel Llao Llao, convocados por Eduardo Elsztain de Irsa. Entre otros empresarios participarían Sebastián Bago, Martin Migoya (Globant), Verónica Andreani, Carlos Miguens (Citrícola San Miguel) y Federico Braun (La Anónima). Cabe señalar, que no suele trascender la realización de estos encuentros.


Dólares


Más allá de las cuestiones políticas, los economistas advierten que el Banco Central enfrenta el desafío de acumular reservas en estos meses, es decir cuando se produce el mayor aporte de los dólares generados por el agro.


Carlos Melconian señaló días atrás, en una reunión reservada, que considera clave para el futuro inmediato de la economía que el BCRA compre reservas en los próximos meses. “Si no compra dólares hasta julio, es como si una heladería no vendiera helado en verano”, graficó. A su juicio, debe sumar unos 3.000 millones de dólares para pasar el último trimestre del año, que es cuando disminuye la oferta de agrodólares.


El problema, señalan en el mercado de cambios, es que el BCRA no está logrando recomponer las reservas en estos momentos. Las brutas crecieron en 3.200 millones de dólares en lo que va del año, pero este aumento se debe al ingreso de los Derechos Especiales de Giro (DEGs) que aportó el Fondo.


Descontados los DEGs, el BCRA pierde 1.8000 millones de dólares en lo que va del año, según un reciente informe de Ecolatina, a pesar del aumento de las liquidaciones del agro. En 2021, hasta abril, el campo había generado unos 9.800 millones de dólares, cifra que se elevó a 10.900 millones en el mismo período del presente año. Pero un año atrás, el Central llevaba comprados 3.639 millones de dólares y ahora sólo 218 millones, señala la consultora.


La causa por la cual el BCRA no acumula reservas son los altos niveles de importaciones que en marzo alcanzaron a 7.100 millones de dólares, “un récord absoluto”, según preciso el vicepresidente segundo de la entidad monetaria, Jorge Carrera.


“El crecimiento de las importaciones para este año tiene un techo de 7,5% que esto implica profundizar el cepo cambiario, sobre todo viendo la dinámica durante el primer trimestre (más 44,3% interanual) “, señala la consultora Analytica.


Al respecto, considera que, para cumplir la meta establecida por el BCRA con el FMI, el promedio de importaciones mensual debería ubicarse alrededor de 5.800 millones de dólares. Y, concluye el informe de la consultora que dirige Ricardo Delgado, “lo más probable es un endurecimiento del cepo cambiario”. Claro esta que esto implica afectar el nivel de actividad.


En tanto, en medios del mercado, se comenta que el Contado Con Liquidación se encuentra bajo la presión de los inversores que quieren salir de los activos en pesos. En cuanto al dólar blue se señala que la aceleración inflacionaria vuelve a tornar atractivo al dólar como refugio.


Fuente: ámbito


0 comentarios