• NQP/NOTICIAS

Copa Argentina: Boca goleo 3-0 y puede jugar frente a River en octavos de final



Sendos penales de Mauro Zárate y un zurdazo de Emmanuel Mas sentenciaron la victoria del Xeneize en el estadio Ciudad de La Plata para regresar a los Octavos de Final después de la eliminación tempranera de 2019. La próxima eliminatoria podría deparar un enfrentamiento contra el Millonario, que se medirá ante Atlético Tucumán.


No dejó dudas. Boca impidió un desenlace con un sufrimiento similar al que caracterizó el enfrentamiento de 32avos de Final contra Claypole y construyó desde el inicio una victoria sólida contra Defensores de Belgrano. Dos penales ejecutados por Mauro Zárate, una definición de Emmanuel Mas y un sólido rendimiento colectivo, especialmente en el mediocampo, derivó en la goleada por 3-0 que le permitió acceder a la siguiente instancia de la Copa Argentina AXION energy. ¿Qué equipo podría ser su próximo contrincante? Nada menos que su histórico clásico,


River, campeón defensor de la competencia que deberá medirse ante Atlético Tucumán. Una modificación táctica impuesta por Miguel Angel Russo sería determinante para el desarrollo de la etapa inicial. El entrenador apostó por un 4-2-3-1 que encontró a Zárate como mediapunta por primera vez desde su llegada a Boca en 2018. El futbolista surgido en Vélez dispuso de la libertad necesaria para exhibir su talento. Más allá de marcar el único tanto previo al entretiempo (cruzó el penal derivado por la mano de Juan Manuel Sosa a la salida de un tiro de esquina), se convirtió en eje del juego del Xeneize y aportó peligro con el manejo de las pelotas paradas. Ignacio Pietrobono debió exigirse para evitar que un córner ingresara de forma olímpica y también desvío un fuerte remate. Otro aspecto destacable de la propuesta del club de La Ribera fue el desequilibrio de los extremos, ya que tanto Exequiel Zeballos como Agustín Obando superaron de forma constante a sus marcadores y tuvieron participación activa en el inicio del encuentro.

Defensores de Belgrano sólo se valió de un error de Marcos Rojo (golpeó en la cara a Luis López en el borde del área) para llevar cierto riesgo con un tiro libre apenas desviado de Alejandro Martínez. Su apuesta se redujo a la generación de infracciones para buscar con una llegada masiva al área rival en los tiros libres posteriores. Juan Manuel Olivares no pudo encontrar socios para la gestación de juego, situación que generó que los puntas (el mencionado López y Gonzalo Torres) queden aislados frente a la defensa de Boca. El Dragón buscaba su primera clasificación a los Octavos de Final de la Copa Argentina, motivado por la presencia de Gastón Esmerado, artífice de las mejores campañas históricas de Temperley y Almagro, en el banco de suplentes.


Esmerado intentó cambiar el rumbo en el entretiempo y reemplazó a dos futbolistas. Iván Nadal estaba al borde de la expulsión y no había podido encontrar el rumbo en el duelo personal contra Zeballos, mientras que Sosa había sido el responsable del penal que originó la ventaja. De todas maneras, Boca sostuvo la postura en campo rival y avisó nuevamente desde el botín derecho de Zárate, que generó una respuesta atenta de Pietrobono ante un tiro libre. La reacción de Defensores de Belgrano llegó por idéntica vía: un tremendo remate de Olivares impactó de lleno en el travesaño. Era la situación más importante generada por un equipo cuyo atisbo de esperanza surgía en la pegada del volante y el desequilibrio del veloz Martínez, único futbolista que se animaba a encarar con pelota dominada.


Las triangulaciones por el sector izquierdo le permitirían a Boca eliminar los fantasmas del último antecedente en 16avos de Final (Almagro le igualó el encuentro cerca del cierre y lo venció por penales). Habilitado por Mas y Zárate, Obando desbordó y lanzó sendos pases hacia atrás que se tornaron indescifrables para la defensa del Dragón. El primero encontró una definición imprecisa del ingresado Cristian Medina, pero el siguiente tuvo la resolución necesaria por parte del propio Mas, que quebró la resistencia de Pietrobono para estirar la diferencia favorable al Xeneize. Una secuencia similar se daría en la generación del tercer tanto del club de La Ribera, ya que repitió Obando en el rol de artífice (ingresó al área y fue derribado por Luciano Goux) y Zárate volvió a doblegar desde los doce pasos al arquero del conjunto de la Primera Nacional. De esta manera, el campeón de las ediciones 2011-2012 y 2014-2015 aseguró su regreso a los Octavos de Final y quedó a un paso de protagonizar el primer Superclásico en la historia de la Copa Argentina.



LOS DATOS DEL PARTIDO

Boca (4-4-2): Agustín Rossi; Julio Buffarini; Carlos Zambrano, Marcos Rojo, Emmanuel Más; Exequiel Zeballos, Alan Varela, Agustín Almendra, Agustín Obando; Mauro Zárate, Franco Soldano.

Suplentes: Javier García, Carlos Izquierdoz, Lisandro López, Frank Fabra, Leonardo Jara, Renzo Giampaoli, Agustín Sández, Jorman Campuzano, Nicolás Capaldo, Cristian Medina, Gonzalo Maroni y Luis Vázquez.

Director técnico: Miguel Angel Russo.

Defensores de Belgrano (4-4-2): Ignacio Pietrobono; Nicolás Álvarez, Luciano Goux, Emiliano Mayola, Iván Nadal; Juan Manuel Olivares, Juan Manuel Sosa, Marcos Rivadero, Alejandro Martínez; Gonzalo Torres, Luis López.

Suplentes: Guido Ferrara, Máximo Levi, Mauricio Campolongo, Gonzalo Mottes, Lautaro Mur, Matías García, Ramiro Rúmbolo, Gustavo Piethe, Elías Borrego, Alejandro Lugones, Iván Sandoval y Gonzalo Aquilino Pintos.

Director técnico: Gastón Esmerado.

GOLES: 10'-de penal- Mauro Zárate (1-0 B), 62' Emmanuel Mas (2-0 B), 76'-de penal- Mauro Zárate (3-0 B).

ESTADIO: Ciudad de La Plata.

INSTANCIA: 16avos de Final.


0 comentarios