• NQP/NOTICIAS

Condenado a 7 años de cárcel por vender drogas mientras cumplía arresto domiciliario


Una pena de 7 años de cárcel recibió un hombre que fue arrestado a principios de 2020 en Pigüé, acusado de vender drogas mientras cumplía arresto domiciliario por otra causa en la que se investigaba un hecho similar.


El fallo, resuelto en un juicio abreviado por la jueza del Tribunal en lo Criminal N° 3, Daniela Fabiana Castaño, recayó en Osvaldo Hugo Sáez, apodado "El Viejo".


Fuentes judiciales indicaron que tiempo antes había sido beneficiado con una morigeración de su detención por cuestiones de salud.


Para la magistrada quedó probado que entre el 8 de enero y el 7 de febrero del año pasado, el imputado comercializó marihuana y cocaína en dosis fraccionadas, en un domicilio ubicado en Rivadavia y Suipacha de aquella ciudad.


También se estableció que durante un allanamiento realizado en la vivienda la policía incautó 8 gramos de cocaína y 871 de marihuana, además de dos revólveres calibre 38.


Denuncia


La causa, llevada adelante por la UFIJ N° 19 de estupefacientes, comenzó a principios de 2020, tras la recepción de una denuncia anónima.


La persona, quien no quiso identificarse, señaló que en la casa allanada residía un hombre que estaba cumpliendo arresto domiciliario con pulsera electrónica y que comercializaba cocaína.


Indicó que al no poder dejar el domicilio, el sujeto recibía la sustancia mediante encomiendas enviadas desde Bahía Blanca.


Describió la forma en que era fraccionada la droga y que durante el día realizaba las transacciones dentro del inmueble, mientras que a la noche lo hacía en la vereda, debajo de un árbol.


Investigación


La información del denunciante fue corroborada por personal policial pigüense que realizó tareas de vigilancia encubierta.


De esa manera, detectaron que una importante cantidad de personas llegaban al lugar y permanecían unos pocos minutos.


Señalaron que estos movimientos compatibles con la venta de drogas quedaron registrados en fotografías que tomaron como parte de la tarea investigativa.


Por otra parte, la fiscalía halló en dos celulares secuestrados durante el allanamiento charlas con contenido relacionado con la actividad ilícita imputada a Sáez.


En este sentido, y a modo de ejemplo, en el fallo se indica un mensaje recibido en el que una persona decía "tengo 500 me das una y lo otro mañana te lo pago". También menciona la jueza que las "respuestas fueron borradas por el procesado".


Al respecto, Castaño detalló que "como consecuencia de las tareas de investigación, del secuestro de la sustancia de la manera en que la tenía fraccionada, y del análisis del teléfono celular, resulta indiscutible que la sustancia que tenía Sáez en su poder, lo era con fines de comercialización".


Por todo ello, la jueza lo imputó por los delitos de comercialización de estupefacientes -en dosis fraccionadas directamente para su consumo-, tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y tenencia sin autorización de arma de guerra. (La Nueva)


0 comentarios