• NQP/NOTICIAS

Con Feletti bajo su órbita, Guzmán busca mostrarse en primera línea de la lucha contra la inflación

Con el cambio de perfil y el pase de la Secretaría de Comercio Interior bajo su órbita, el ministro de Economía se metió de lleno en la interna. Prepara un paquete de medidas para relanzar la gestión de Alberto Fernández y se pone en la primera línea contra la suba de precios.

El ministro Martín Guzmán y el secretario de Comercio, Roberto Feletti, enfrentan la primera semana juntos en la lucha contra la inflación. (Foto: captura de pantalla/Ministerio de Economía).

Como parte de su cambio de estrategia al frente de un área clave del Gobierno, el ministro de Economía, Martín Guzmán, pasó bajo su órbita a la Secretaría de Comercio Interior para ponerse en la primera línea de la lucha contra una inflación que, hasta el momento, el Gobierno no logra controlar.


Pero la decisión es mucho más que una cuestión de política económica. Eje de las críticas del kirchnerismo duro, Guzmán dio un giro total en su gestión, subió el perfil y se metió de lleno en la interna oficialista. Tomó el control de un área clave, pero también dio un mensaje puertas adentro de la coalición gobernante. Busca transformarse en el hombre fuerte de Alberto Fernández.


En esta línea, prepara un paquete de medidas para evitar la pérdida del poder adquisitivo, reacomodar algunas variables e intentar llevar calma al mercado, para relanzar la gestión del Presidente, en el momento de mayor debilidad desde que asumió en diciembre de 2019.


La contraofensiva de Martín Guzmán: alinear a los críticos


En las últimas semanas, las críticas contra Martín Guzmán cobraron mayor intensidad y se hicieron abiertamente públicas. Alberto Fernández salió a respaldarlo y el ministro cambió de estrategia comunicacional.


En los últimos días, se mostró cerca de los movimientos sociales aliados al Gobierno y enfrentados con La Cámpora; aceptó ser entrevistado en distintos programas de televisión y radio, y se mantuvo activo en encuentros con empresarios y sindicalistas.


Alberto Fernández puso fecha de caducidad a los funcionarios cristinistas del área de energía que no se alineen con la suba de tarifas y ahora modificó el gabinete económico para que Roberto Feletti, otro alfil de Cristina Kirchner, quede bajo el control de Guzmán.


Las críticas del secretario de Comercio Interior a la gestión económica no pasaron inadvertidas y la forma de negociación con el sector empresarios no termina de convencer por lo que consideran como escasos logros alcanzados.

Esta semana, Guzmán y Feletti deberán limar asperezas y enfrentar juntos la lucha contra la suba incesante de precios.

El ministro sabe que es imprescindible bajar el tono a la confrontación para llevar algo de tranquilidad al mercado y estabilizar las variables económicas.


Paquete de medidas para relanzar la gestión


En el albertismo reconocen que con la crisis económica y social actual y una interna feroz es imposible pensar en un segundo mandato de Alberto Fernández, por eso están decididos a responder cuestiones clave.

Guzmán prepara el proyecto para subir por decreto el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para evitar que, tras los aumentos salariales que en algunos casos rondan e incluso superan el 60% anual, más trabajadores registrados comiencen a pagar el tributo.


Además, para encausar las variables económicas, alista otro decreto con la actualización del Presupuesto 2021, ante el rechazo del proyecto de Presupuesto 2022 en el Congreso.


Para anunciar el traspaso de la Secretaría de Comercio interior bajo la órbita del Ministerio de Economía, el Gobierno difundió una foto de Martín Guzmán y Matías Kulfas. (Foto: Ministerio de Economía)

También prepara los nuevos esquemas tarifarios, ya con las audiencias públicas finalizadas; evalúa modificaciones en las retenciones petroleras para incentivar a uno de los sectores de mayor demanda mundial actual, y avanza con el proyecto de gravar la renta inesperada.

En cuanto a la nueva etapa de la guerra contra la inflación poco se sabe. Feletti quiere aumentar las retenciones al agro para desacoplar los precios internacionales. Esta semana será clave en las primeras definiciones sobre el rumbo de la política antiinflacionaria.


Para el titular del Palacio de Hacienda la inflación es un fenómeno multicausal, que requiere, además de los acuerdos de precios y salarios, de una disminución gradual del déficit fiscal y de la emisión monetaria para financiarlo. En esa línea van los compromisos que el Gobierno asumió ante el FMI y las metas que por estos días están siendo revisadas por los técnicos del organismo.


Fuente: TN


0 comentarios