• NQP/NOTICIAS

Comodoro Rivadavia: Luque cumple dos años de gestión marcados por desafíos superados proyectos



Un ambicioso plan de obra pública, estrategias educativas, acompañamiento a los sectores más vulnerables, impulso al desarrollo del turismo regional y la creación de fuentes laborales, son algunos de los ejes de trabajo que caracterizaron los dos años de la gestión municipal de Juan Pablo Luque, atravesada en el medio por la pandemia. El desafío de los próximos años estará marcado en potenciar lo realizado y seguir transformando la ciudad con calidad de vida para los comodorenses.


Los dos primeros años de Juan Pablo Luque como intendente de Comodoro Rivadavia no fueron fáciles. El COVID-19 sacudió al mundo, obligó a cambiar ciertos hábitos de la comunidad y demandó que el equipo de gobierno active todos sus mecanismos para encontrar la manera de enfrentar una crisis sanitaria que se fue expandiendo a distintos sectores. Sin embargo, nada hizo cambiar la guía de gestión que se trazó desde el primer día de esta gestión municipal.

Las distintas áreas municipales trabajaron mancomunadamente para cuidar la salud de los comodorenses de la mano de acciones coordinadas con Provincia y Nación. Se compraron insumos para el sistema sanitario, se equiparon las instalaciones de testeo y diagnóstico del Plan Detectar y se organizó el trabajo del personal municipal.


Las estrategias continuaron con la articulación del plan de vacunación, donde el Municipio puso a disposición todos los recursos necesarios para que la sociedad pueda recibir su vacuna contra el coronavirus. Todo esto organizado entre la Secretaría de Salud, el ministerio provincial y voluntarios que se sumaron desde la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y la Cruz Roja.


Mientras se atendían las demandas sanitarias, el trabajo de las áreas municipales no se detenía en busca de constituir a Comodoro como una ciudad más habitable, pensada desde los barrios, diversificada productivamente, generadora de empleo de calidad y, sobre todo, inclusiva. Nada de ello podría ser pensado sin el trabajo en conjunto con el Gobierno nacional que encabeza el presidente Alberto Fernández.


Cultura y esparcimiento

La pandemia generó que la rutina de las personas cambiara de un día para el otro y que lo que

antes se conocía como normalidad fuera un simple recuerdo. La vida familiar y laboral fue desorganizada y esto repercutió en el bienestar emocional de los ciudadanos. Es por eso que se trabajó en una línea de gestión basada en la cultura y el esparcimiento, donde se concibió que el tiempo de ocio era imprescindible para la salud de los comodorenses.


Fue allí donde surgió un nuevo desafío para las carteras municipales: coordinar actividades que permitan el disfrute de la comunidad, pero respetando las normativas sanitarias para evitar nuevos contagios de coronavirus. Y ese trabajo fue completado con satisfacción con la realización del autocine en el Predio Ferial y propuestas recreativas para personas con discapacidad y para los adultos mayores. Bajo esta premisa también se desarrolló el festival aniversario que tuvo lugar en el paseo costero de Kilómetro 5.


El ritmo de vacunación permitió que los casos de coronavirus bajaran y, rápidamente, el Municipio coordinó una prueba piloto para seguir ofreciendo propuestas culturales a la ciudadanía. El escenario fue el Predio Ferial donde se organizó el primer espectáculo masivo con el show de Las Pelotas. Esta iniciativa fue el pie para el lanzamiento de la marca destino Comodoro Alma Patagónica, con recitales en la Costanera. El mismo escenario, ya aprobado por la comunidad, también fue utilizado para darle el cierre a la Feria Internacional del Libro, que ofreció cinco días de fiesta en torno a la palabra pocos días atrás.


De esta manera, el Municipio buscó contribuir con el esparcimiento de la comunidad y se abrió paso a pensar la pospandemia donde los clubes y espacios deportivos juegan un rol fundamental. Se ejecutaron paseos costeros, aeróbicos, ciclovías y espacios públicos. A esto hay que sumarle la inauguración del natatorio de YPF en el barrio Pueyrredón, la construcción y ampliación de sedes deportivas, la colocación de césped sintético en las canchas del Club Social y Deportivo Laprida y del Club Deportivo Próspero Palazzo, que fueron claros ejemplos del compromiso municipal para dotar de infraestructura de primer nivel al deporte local.


Los esfuerzos no se detienen porque se continúan refaccionando edificios históricos, como la ex estación de ferrocarril, y se avanza en la obra del Hotel Deportivo de Kilómetro 3, uno de los proyectos históricamente anhelado por el sector. Otra de las obras que se encara es el Centro de Encuentro en el barrio Abel Amaya, que el Municipio le solicitó a Provincia que le sea transferida para poder terminarla.


Una ciudad más habitable

La base del proyecto de gobierno se basó en un cuidado de las cuentas públicas que permitió tener un municipio comprometido con las necesidades de la población, con menos del 50% del presupuesto en gastos de funcionamiento y un porcentaje importante destinado a obra pública.


Uno de los ejes de gestión de la gestión de Juan Pablo Luque es que Comodoro sea una ciudad más habitable y para ello es necesario llegar con servicios básicos a cada rincón de la ciudad.


Eso se vio reflejado en las familias e instituciones que se vieron beneficiadas con las obras de redes de gas, cloacas y electricidad.


El pavimento es uno de los pilares para concebir una mejor ciudad. Aun con la incertidumbre que generaba la pandemia, el Municipio encaró una serie de obras públicas que permitieron llevar adelante tareas de bacheo, pavimentación y reparación de calzada en diferentes puntos de Comodoro. La reconstrucción de la avenida Rivadavia y la repavimentación de la calle San Martín son los ejemplos perfectos del plan de obra pública.


También se avanzó en la renovación y colocación de luminarias led en toda la ciudad y se trabajó en mejorar los índices de calidad ambiental, a través del programa de saneamiento “Comodoro más limpio” y la implementación del plan de arbolado “Comodoro más verde”. Además, se avanzó en la limpieza de playas y se impulsaron medidas para separar los residuos con la instalación de puntos verdes.


El objetivo de mejorar la calidad de vida de los comodorenses contempla contar con espacios públicos destinados a la recreación. Esto tiene un doble impacto. Por un lado, embellece la ciudad y, por otro, se convierte en un lugar de identificación para los vecinos. Bajo este eje de trabajo, y con la iniciativa de promover la presencia del Municipio en los barrios, se realizaron refracciones en plazas del Juan XXIII y del Stella Maris, se inauguraron playones deportivos en distintos barrios, se refaccionó el paseo costero de la avenida Ducós, se renovaron los boulevares de avenida Rivadavia y se constituyó el paseo costero y patio gastronómico de Kilómetro 5.


La modernización de Comodoro se replicó en las propias áreas municipales, gestando una descentralización del edificio de Moreno 815 hacia distintas sedes de la ciudad para que los vecinos no tengan que acercarse a la zona céntrica para realizar sus trámites.


De hecho, en plena pandemia, se desarrolló la nueva oficina virtual, que permite a los contribuyentes gestionar sus impuestos on line y consultar de manera virtual.


La ciudad que queremos

Comodoro tiene un desafío histórico con el agua. Es uno de los temas que más preocupa a la comunidad por lo que el Municipio ha realizado gestiones en todos los niveles. Es una tarea que demandará tiempo, pero que avanza a paso firme.


Lo primero que se hizo fue aprender de la catástrofe del 2017 y gestionar obras para solucionar este tema. El trabajo mancomunado del Municipio y Nación se vio reflejado en el ensanchamiento del pluvial de avenida Roca, que es fundamental dentro del proyecto de obras hídricas y que actualmente se encuentra la última etapa en ejecución. Además, se avanzó en proyectos que son fundamentales para atenuar el impacto de las lluvias como el pluvial del Moure y la construcción del reservorio 04, aguas arriba.


El apoyo del Gobierno nacional también garantizó la licitación de la construcción de emisarios cloacales, una obra que saneará la costa y significará poder disfrutar de una vida más saludable. Y se avanzó con la repotenciación de acuíferos y la recuperación de reservorios, que serán centrales para garantizar el consumo de agua.


Educación y género

Una de las grandes preocupaciones manifestadas por el intendente Juan Pablo Luque es la Educación. La pandemia potencio la crisis educativa y obligó a las autoridades a redoblar los esfuerzos para que vuelvan las clases presenciales. En Comodoro se articularon diferentes acciones porque no hay un futuro posible sin una educación inclusiva e igualitaria.


Por eso se profundizó el Programa Municipal de Apoyo a las Trayectorias Escolares, que funciona en 8 asociaciones vecinales y 9 Centros de Promoción Barrial y tiene el objetivo de complementar el acceso a conocimientos de niños y niñas de los distintos barrios de Comodoro.


En este sentido, el Municipio reafirmó su compromiso con la educación en la distribución de los fondos del FAEM, otorgando aportes por 135 millones de pesos a cooperadoras escolares y bibliotecas populares entre el 2020 y 2021.


La política desde una perspectiva de género es otra de las características de la gestión

municipal. Una de las primeras medidas de Juan Pablo Luque fue crear la Secretaría de la Mujer e implementar la Ley Micaela y el Programa Acompañar.


Matriz productiva y empleo

La diversificación económica y el fortalecimiento de los productores locales es otro de los objetivos sobre los que trabaja el Estado municipal. Para ello, se aplicaron políticas públicas orientadas a dirigir la inversión y a incentivar alternativas de producción coordinando acciones en conjunto con operadoras y pymes de la región.


La feria, almacén de granel y espacio recreativo en Kilómetro 17, la producción olivícola, la actividad pesquera artesanal, la producción de vinos locales, la transición energética hacia las energías renovables y el turismo son algunos de los proyectos que forman parte del impuso de los productores locales.


La tecnología jugará un rol fundamental en la transformación de la matriz productiva y la creación del Polo Tecnológico es una decisión de la gestión municipal de mirar el futuro sin olvidar su pasado. El proyecto con base en km.4, lindante a la sede de Comodoro Conocimiento, será el epicentro de desarrollos a nivel tecnológico y productivo, a partir del aporte de diferentes entidades públicas y privadas. La innovación dejará ver las nuevas industrias emergentes que generarán empleo de calidad en la región.


También orientado a la generación de puestos laborales genuinos se constituyó Comodoro Trabaja, una iniciativa que plantea articulaciones con empresas para que los jóvenes puedan ingresar al mercado laboral.


La pandemia generó complicaciones en los sectores productivos como la gastronomía, comercios y turismo. La Municipalidad se puso al frente en esta situación y otorgó créditos blandos para asegurar el mantenimiento de los puestos de trabajo y que los emprendedores puedan cubran costos fijos y salarios.


Turismo y desarrollo sustentable

A lo largo de su historia, Comodoro Rivadavia no era sinónimo de turismo. Pese a sus atractivos y sus características, la ciudad era considerada como un lugar de paso o donde se llegaba a trabajar. Eso cambió a partir de la gestión de Juan Pablo Luque. El sector turístico tiene cada vez más protagonismo y es uno de los pilares para la transformación productiva de una ciudad que ahora mira hacia el mar.


La hoja de ruta para conseguir este objetivo es el Plan Estratégico “Pioneros 2030”, que consta de 52 proyectos dentro de los cuales se encuentra la consolidación de la marca destino Comodoro. La iniciativa cuenta con la participación de actores públicos y privados vinculados a la actividad y de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Esta misión implicará tiempo, trabajo y respaldo en la continuidad de una política pública para transformar el futuro de Comodoro.


En el marco de ese plan estratégico se encuentra la obra del Centro de Interpretación de la Naturaleza Austral (CINA). El proyecto, que se está construyedo en la salida norte de Caleta Córdova, comprenderá aspectos turísticos y ambientales, como así también exposiciones y tareas de investigación, entre otras actividades.


Además, estará equipado con un área de recepción -tienda, cafetería, restaurante- y el centro interactivo, con un escenario expositivo y pedagógico compuesto por maquetas y paneles digitales, simuladores multimedia, entre otros recursos orientados a lo vivencial. Lo que permitirá tener una experiencia única en la región porque estará en cercanías de Rocas Coloradas, área natural protegida de destino turístico.


Conectividad y compromiso

Comodoro es la ciudad más importante de la Patagonia Sur que es reconocida por su capacidad productiva, riqueza natural y su poder de gestión. Eso fue revalidado cuando el presidente Alberto Fernández la nombró como Capital Alternativa de Argentina. Sin embargo, el Municipio entiende que ser cabecera de la región significa aspirar a una región integrada logística y ambientalmente.


Así fue cómo en 2020, Juan Pablo Luque se puso al frente del pedido de reanudación de las obras de la autovía que une Comodoro Rivadavia y el norte de Santa Cruz. La gestión fue acompañada por los intendentes Fernando Cotillo (Caleta Olivia) y Luis Juncos (Rada Tilly) y lo que buscó es potenciar la conectividad en la Cuenca del Golfo San Jorge y luego ratificada por el gobierno nacional que firmó la primera etapa.


Las buenas noticias para la región continuaron con la firma del inicio de la obra de pavimentación de Ruta Nacional 260, más conocida como “Corredor Bioceánico”. Estos proyectos son la ratificación del acompañamiento del Gobierno nacional a Comodoro Rivadavia y a la Cuenca del Golfo San Jorge entendiendo que la conectividad es fundamental para el desarrollo de las localidades.


En este sentido, el Municipio gestionó la llegada de nuevas empresas de transporte aéreo, como JetSmart, para que los costos de pasajes sean competitivos y se puedan desenvolver nuevos emprendimientos.


Trabajo en conjunto

La llegada de Alberto Fernández a la presidencia marcó una nueva relación del gobierno nacional con Comodoro y la Patagonia, con un panorama marcado por el desarrollo y las inversiones.

Una muestra de ello es la visita a esta ciudad de ministros nacionales y la llegada del propio presidente, acompañado por 12 funcionarios, para atender las demandas de la región.


El compromiso del intendente Luque es mantener e impulsar este tipo sinergia entre ambos gobiernos para potenciar la ciudad. Hacia eso apunta la apertura de la Casa de Comodoro Rivadavia en Buenos Aires, que busca ser una vidriera en la que los comodorenses podrán mostrar las posibilidades de nuevas inversiones para la ciudad y la región.


La Casa de Comodoro también aspira a ser un lugar de referencia para estudiantes, pacientes, turistas, trabajadores y trabajadoras y estar un poco más cerca de la ciudad que tanto quieren.


Esa ciudad que en dos años de gestión superó una pandemia sin precedentes y avanzó en una reparación histórica para la ciudad en materia de disfrute. Queda la mitad de un camino en donde aún hay mucho por transformar y vivir Comodoro.

0 comentarios