• NQP/NOTICIAS

Comenzaron las medidas de fuerza en el aeropuerto de Bahia Blanca


La Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad de la Aeronavegación (ATEPSA) inició un plan de lucha que afecta a todos los aeropuertos del país, incluyendo al de la ciudad de Bahia Blanca.


Las medidas de fuerza, que en principio se extenderán a lo que resta de este mes y todo julio, se deben al conflicto salarial que el gremio mantiene con la Empresa de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA) desde 2020.


“El último aumento que tuvimos fue en enero, de un 25% correspondiente a 2020 en forma arbitraria, ya que lo otorgaron sin el consentimiento del gremio, basado en la negociación de otro gremio aeronáutico. En estos momentos, estamos pidiendo que nos reconozcan el porcentaje restante de la paritaria pasada, en la que quedamos un 20% abajo según el índice inflacionario, para recién después abrir la 2021”, explicó Juan Carlos Arias, delegado de ATEPSA en Bahía Blanca.


El ofrecimiento de la empresa estatal es cerrar la 2020 con el 25% ya otorgado y abrir la 2021 con un 35% de incremento en 6 cuotas y que finalizaría de abonarse en febrero de 2022.

“Obviamente que rechazamos esa propuesta porque no podemos seguir cediendo poder adquisitivo. Además del incremento salarial, también estamos planteando otros puntos, como la antigüedad y las recategorizaciones”, amplió Arias.


La medida de fuerza no solo afectará vuelos de carga, sino además que las aeronaves de la aviación privada y ejecutiva, así como las escuelas de vuelo, no contarán con autorización para despegar.


“En Bahía no tendrá demasiado impacto por el momento, porque prácticamente no está recibiendo vuelos comerciales ni tiene demasiado peso en los de carga”.


Al brindar un servicio esencial, quedarán fuera del alcance de la medida vuelos humanitarios y sanitarios, transporte de vacunas, suministros médicos o pacientes afectados por Covid-19.


“Entendemos que no es el mejor momento del sector aeronáutico, sobre todo por las cancelaciones de los vuelos comerciales, pero nosotros fuimos declarados esenciales y nunca dejamos de trabajar, manteniendo operativos a los 54 aeropuertos del país, en los que un gran porcentaje deben estar listos las 24 horas y otros a requerimiento”, añadió Arias.




En Bahía trabajaron las 24 horas hasta noviembre de 2020.


“A partir de ahí se produjo una restricción horaria porque la pista principal no se puede utilizar de noche por un desperfecto en el balizamiento”.


Cabe destacar que la medida de fuerza fue legitimada por el 92% de los afiliados al sindicato, organización que nuclea a 1.200 trabajadores.


Los trabajadores de ATEPSA son los encargados de organizar la navegación aérea; autorizan los despegues, rutas y aterrizajes de todas las aeronaves que circulan por el espacio aéreo argentino.


Están distribuidos en los 54 aeropuertos y aeródromos existentes en las 23 provincias. Asimismo, tienen bajo su función instalar y mantener todos los sistemas de navegación electrónicos como radares y sistemas de comunicación.


“En el aeropuerto local somos 24 trabajadores en esta situación (14 controladores, 8 operativos en la oficina de plan de vuelo, un encargado y un técnico)”, informó Arias.


Según la ley, están clasificados como servicio público esencial, lo que significa que no pueden cortar intempestivamente los servicios.


“Durante los ocho meses de conflicto, los trabajadores hemos soportado el derrumbe de nuestro poder adquisitivo debido a la inflación de 2020 y lo que va corrido del 2021. La empresa ha dilatado premeditadamente el conflicto, sin darnos una respuesta. Su actitud intransigente es la responsable de que no haya acuerdo”, señaló Johnatan Doino, secretario general de ATEPSA.


Fuente: www.lanueva.com

0 comentarios