top of page
  • Foto del escritorNQP/NOTICIAS

Chubut: Estos alimentos podrían "rendir" más que un plazo fijo en los próximos meses

A partir del efecto de la sequía y alguna "avivada" por el dólar agro, hay productos de consumo masivo que podrían sufrir fuertes subas en sus precios.


La inflación del 7% mensual es parte del paisaje conocido y no sorprende a los comodorenses y radatilenses, que hasta dos o tres veces por semana pueden notar variaciones en los precios en góndolas, de un mismo producto.


A ese panorama habitual, pueden sumarse algunas complicaciones adicionales. Hay productos que tuvieron subas en las últimas semanas y podrían tener nuevas alzas, a partir de la sequía, que redujo la producción.


“Cuando no tengas ni fe, ni yerba de ayer, secándose al sol…”, dice la letra del tango Yira Yira, popularizada en la década del 30, pero que periódicamente recobra dolorosa actualidad. Para no llegar a tales extremos, tal vez convenga tomar nota de los ajustes que podría sufrir el precio de la yerba.


Según informó iProfesional, el gobierno autorizó, a través del Instituto Nacional de la Yerba Mate, un aumento del 52,9% en el precio que reciben los productores. A esto se suman nuevas alzas, ya previstas para mayo (4,7%) y junio (7,1%). CÓDIGO SECRETO 2403


En los próximos 60 días, entonces, el paquete de yerba estaría acumulando un 71,5%, lo que significa que no es mala idea stockearse con algunos kilitos, para el caso de quienes disfrutan de la infusión argentina.

EL ARROZ VIENE TREPANDO

Otro producto que se vio afectado por la sequía es el arroz, ya que su producción cayó alrededor de un 30% en el último año, por el impacto de ‘La Niña’ en las provincias de Entre Ríos y Corrientes.


Desde fines de febrero, este producto subió un 20% y podría tener fuertes ajustes en las próximas semanas, según advirtieron las empresas arroceras, aparentemente a partir del efecto del dólar agro.


Esto se explicaría porque los productos que se venden al mercado externo con una ganancia importante, como supondrá ese tipo de cambio diferencial, buscan equiparar ese rendimiento en el mercado interno. Sin embargo, hay que recordar que el gobierno puso como condición, para acceder a ese beneficio cambiario, que se respeten límites de “precios cuidados” en el mercado interno.


Con todo, el arroz ha sido uno de los productos que menos actualizó sus precios en el último año, según las mediciones oficiales del INDEC, en la canasta de productos que releva en la Patagonia. El kilo de arroz blanco había actualizado “sólo” un 73% entre febrero de este año y el mismo mes del año pasado, pero con esta nueva perspectiva, podría empezar a perder el rótulo de “alimento accesible”.


ATÚN Y MERMELADAS


Un buen compañero del arroz suele ser el atún, que está afrontando problemas por el costo de las latas importadas y ha duplicado sus precios en el último año. El ‘lomito’ se conseguía en torno a los $220 en los primeros meses del año pasado, mientras que hoy se acerca a los $500, mientras que una eventual devaluación implicaría el traslado directo a precios.


A la hora de la merienda, las mermeladas pueden transformarse en otro ‘activo’ importante para guardar, ya que según la citada publicación, uno de los principales fabricantes compró gran parte de la producción de membrillo, que es la base para la mayoría de estos productos.


Si se considera la suba del precio del azúcar (acumuló 207% en el último año) y edulcorantes, los precios del acompañante ideal de las tostadas podrían también dispararse por encima de la evolución ‘normal’ de la inflación.


En todos los casos, el anticipo de consumo de productos alimenticios, para comprar y guardar por algunas semanas, puede significar un rendimiento mayor al de un plazo fijo, que hoy paga una tasa promedio del 6,4%, o incluso del dólar, que sigue evolucionando por debajo de la inflación mensual.


Fuente: ADN

0 comentarios

Comentarios


Banner_Puerto_USH_780x90.gif
bottom of page