top of page
  • Foto del escritorNQP/NOTICIAS

China avanza en la construcción del puerto más grande de América Latina: dónde queda?

Está ubicado en la localidad peruana de Chancay y será el más grande de la región. China pretende inaugurarlo a fines de 2024 pero algunas fallas de la obra ponen en riesgo los planes.

Para encontrar un ejemplo que confirme el fuerte avance de China en América Latina basta con mirar a la ciudad de Chancay, en Perú. Allí, entre una bruma típica de la zona que proviene del oleaje del Océano Pacífico, la empresa estatal china Cosco Shipping Ports está construyendo un puerto multipropósito que se convertirá en el más grande de la región.


Es una mega obra estratégica para el comercio de Perú, pero, por sobre todas las cosas, para la ambición del gigante asiático por acelerar su desembarco en América Latina. Este puerto le permitirá a China tener una ruta marítima directa con la región y una proyección trascendental hacia el Pacífico, una situación que incomoda –y mucho- a Estados Unidos.


Informe especial


El proyecto completo prevé una inversión total estimada en 3.500 millones de dólares y la construcción de 15 terminales portuarias con una capacidad de movilizar más de 5 millones de contenedores por año (como referencia, el de Buenos Aires tiene una capacidad de poco más de 1.5 millones). Por allí pasarán los buques de carga más grandes del mundo.


La empresa quiere inaugurar la primera etapa del puerto -que incluye 4 terminales- para fines de 2024, momento en que Perú organizará el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y donde se espera la presencia del mandatario chino, Xi Jinping. Pero algunas fallas en la obra podrían poner en riesgo los planes originales.


Estos mismos imprevistos se suman a las denuncias y reclamos que los vecinos de esta pequeña localidad peruana de Chancay vienen realizando a lo largo de los últimos años mientras avanza la construcción del mega puerto de China en Perú.


Posición estratégica como puerta de entrada a América Latina


En la última década China aceleró su estrategia por aumentar su presencia e influencia en América Latina. Ya lo había hecho con Asia, Oceanía y África. Las dos primeras son regiones de ascendencia natural para Beijing por la cercanía geográfica. Por su parte, el continente negro fue testigo del voraz desembarco chino a través de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda.


En los países latinoamericanos el gigante asiático busca hacer algo similar al seducir a los gobiernos con abultados créditos y múltiples inversiones en sectores estratégicos. Es así que China logró expandirse en áreas clave como las telecomunicaciones, el litio, desarrollos energéticos, estudios espaciales y, tal como busca hacer también en la Argentina, puertos.


“Por su propia supervivencia China prioriza tener una mayor influencia en mares y océanos”, explicó Fernando Pedrosa, director del grupo de Estudios de Asia y América Latina de la UBA. Sucede que mucho de lo que los chinos consumen no se produce en el país y necesitan tener múltiples conexiones marítimas para asegurar la provisión de esos insumos y disminuir la interdependencia con otros países.



En este contexto, Chancay es fundamental. Se ubica justo en el medio del continente de cara al Océano Pacífico. “Geográficamente hay una ventaja muy potente por la cuestión de las distancias con el puerto de Chancay”, aseguró Mario de las Casas, gerente de Asuntos Públicos de Cosco Shipping Ports.


“Significará una conexión directa entre Asia y América del Sur que reducirá en 10 días o menos la travesía a través del Pacífico, no hará falta que los barcos sigan tocando todos los puertos hacia el sur”, agregó quien es uno de los máximos responsables de este megaproyecto. Además, y con un tono optimista, auguró que “el puerto activará muchos otros sectores económicos de Perú”. Esa es la apuesta que hace el gobierno peruano.

0 comentarios

Comments


ZOCALO-1.gif
bottom of page