• NQP/NOTICIAS

Carrió alertó sobre la gravedad de los dichos de Alberto: “Tenemos que prevenir que suceda algo"

La dirigente de la Coalición Cívica reclamó a la Corte Suprema que refuerce las custodias de los magistrados de la causa Vialidad y que estén “por fuera de la jurisdicción federal”. “Si al Presidente lo asesoró Aníbal Fernández es un mensaje mafioso”, sostuvo

La dirigente de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, advirtió sobre la “gravedad institucional” de las declaraciones de Alberto Fernández sobre los fiscales Alberto Nisman y Diego Luciani, tras el alegato contra Cristina Kirchner sobre los presuntos delitos cometidos en la obra pública de Santa Cruz, y reclamó a la Corte Suprema de Justicia que refuerce la custodia de los magistrados que instruyen en la causa Vialidad, pero por “fuera de la jurisdicción federal” de los uniformados que conduce el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

“Estamos en una situación sumamente delicada, donde tenemos que prevenir que suceda algo grave con la familia (de los fiscales) y de todos incluidos. No se equivoquen, no solo se trata de los fiscales, es una amenaza a los jueces y también hijos”, dijo la ex diputada nacional.

Carrió se pronunció de esta manera después de que el Presidente hiciera una fallida comparación en el programa “A dos voces” por TN: “Nisman se suicidó, espero que el fiscal Luciani no haga algo así”. Tras esas declaraciones, la dirigente opositora pidió enfáticamente a la Corte Suprema que intervenga para otorgarle una “custodia complementaria” a los magistrados y que esa tarea no esté a cargo de la Policía Federal, ya que en ese caso “lo instrumenta el ministro de Seguridad Aníbal Fernández”, a lo que calificó como “una trampa mafiosa”.

“La Corte tiene que tomar todas las garantías y poner las custodias por fuera de la jurisdicción federal”, sostuvo en una entrevista a radio Mitre, tras revelar que mantuvo una conversación grabada con la secretaria del presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti.

La conductora política de la CC señaló que sus sospechas sobre el rol de Aníbal Fernández es por “conocimiento de causa y muchos años de persecución” contra ella.

“Durante el gobierno de Mauricio Macri también tuve amenazas, entonces pedí refuerzos de la Federal. La ministra de Seguridad era Patricia Bullrich, que me mandó a la Federal, que se puso a 30 metros para espiarme. Tuve que pedir el relevamiento de esa fuerza”, advirtió. Y concluyó: “Vivimos en un estado mafioso”.

Acerca de los dichos de Alberto Fernández, Lilita consideró que “decir que alguien se puede suicidar es la amenaza de los servicios de inteligencia” y que el Presidente “miente a sabiendas”, ya que “lo que está diciendo es: ‘Espero que no aparezca suicidado’”.

“Si Alberto Fernández es el Presidente y no sabe que está acreditado el asesinato de Nisman, o tiene un problema psiquiátrico o es mala fe y es una amenaza velada”, planteó.

“El Presidente se ha puesto en un estado peligrosísimo, hoy no solo amenaza el orden democrático la vicepresidenta, él también. Y si lo asesoró Aníbal Fernández es un mensaje mafioso”, insistió.

0 comentarios