top of page
  • NQP/NOTICIAS

Bullrich y Cerruti se cruzaron por el operativo de seguridad en los festejos por el Mundial

La exministra de Seguridad dijo que fue una “decepción” y pidió “orden”. La vocera presidencial le retrucó: “No estás hecha de la misma naturaleza que el pueblo argentino”.

Algunas escenas de peligro y la decisión de acortar el trayecto de la caravana de la Selección argentina que arribó al país con la Copa del Mundo y reunió a una multitud en la Ciudad y el Gran Buenos Aires derivó en críticas de la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y en una rápida respuesta de la vocera presidencial, Gabriela Cerruti.


“En lugar de disfrutar de la llegada de los campeones del mundo, sufrimos una decepción. Y no por ellos. Es evidente que Argentina necesita ORDEN para progresar. SIN DUDAS, LO QUE PASÓ HOY NO ES EL CAMINO”, señaló la titular del PRO desde sus redes sociales, en horas de la noche del pasado martes.


Apenas unos minutos después llegaría la respuesta de Cerruti por la misma vía: “Cinco millones de personas en la calle homenajeando a sus campeones. Con el orden que impone el amor y la alegría. Si sufriste hoy una decepción @PatoBullrich es evidente que no estás hecha de la misma naturaleza que el pueblo argentino”.


Unas cinco millones de personas estuvieron diseminadas entre los distintos puntos donde se suponía que iba a pasar el micro con los jugadores y cuerpo técnico de la Selección argentina para festejar la obtención del título.


Sin embargo, escenas como las de los dos hinchas que se arrojaron al micro desde un puente y el copamiento de la Autopista 25 de Mayo por una multitud que hubiese impedido el paso, terminaron por determinar que la caravana siguiera desde el aire con un sobrevuelo desde cinco helicópteros, para luego volver al predio de Ezeiza.


Graves incidentes en el Obelisco entre hinchas y la Policía

Horas después de la caravana de la Selección argentina, escaló la tensión en la zona del Obelisco. Hubo pintadas y al menos cuatro personas se metieron a la fuerza en el monumento histórico y treparon hasta la parte más alta. Infantería y Bomberos tuvieron que actuar para bajar a un hombre que se colgó de la cima, poniendo en riesgo su vida.

Después de una desconcentración que se realizó en calma, un grupo de personas reducido dio lugar a los disturbios al arrojar piedras y botellas a los agentes policiales que respondieron con balas de goma.


Hasta el momento, hay ocho heridos entre policías y bomberos producto de los botellazos. Fuentes oficiales confirmaron que hay 13 personas detenidas por vandalizar el espacio público.


Fuente: TN/NQP

0 comentarios
bottom of page