• NQP/NOTICIAS

Boleta Única de Papel: puja en Diputados se traslada a Senado y un peronista pide “debatirlo”

Tras un escenario inicial desfavorable en Cámara alta, el legislador entrerriano Edgardo Kueider aseguró que “puede haber un resultado para cualquier lado”, aunque dejó claro que “hay que ver qué proyecto llega”. Reunión por Magistratura también avanza y se dictaminaría esta tarde el nuevo “Compre Argentino”.

La discusión sobre la Boleta Única de Papel continuará hoy, en un plenario de comisiones de Diputados, y mientras un conglomerado opositor avanza allí con la confección de un dictamen unificado -en principio, el 31 de mayo próximo- para forzar el aterrizaje en el recinto, el tema ya comenzó a retumbar en el Senado. Semanas atrás, al menos tres legisladores peronistas no veían con malos ojos el análisis de las iniciativas e incluso las habían propuesto en sus provincias y/o en el Congreso, situación que confirmó en las últimas horas el entrerriano Edgardo Kueider, quien dijo que “puede haber un resultado para cualquier lado”.


“En el Senado se requieren 37 votos -en referencia a la mayoría absoluta que necesita este tipo de leyes-. Está totalmente abierta la discusión. Hay que ver qué proyecto llega”, manifestó Kueider en declaraciones radiales. El legislador además expresó que el interbloque del Frente de Todos aún no ha “tomado ningún decisión”, y contó su experiencia como secretario General de la Gobernación de Entre Ríos, cuando impulsó este mismo debate. “El gobernador -Gustavo- Bordet, en 2018 impulsó un proyecto de boleta única para la provincia que fue rechazado por la oposición de Juntos por el Cambio, porque decían que era un sistema que iba a favorecer a Bordet para ser reelecto gobernador”.


Según Kueider, la Boleta Única de Papel “es un tema importante que hay que debatirlo”, pero resaltó que “todo cambio en el sistema electoral tiene que contener un amplio consenso”. En esa línea, advirtió: “Todo cambio conlleva un período de concientización. Hay que hacer toda una campaña para mostrar cómo va a ser el nuevo sistema”. Y agregó: “Si esto pasa al Senado, entramos en la misma discusión que se está dando en Diputados ahora. Habrá una gira de expositores a favor y en contra. Las comisiones tendrán que darle tratamiento”.


Bajo este panorama y con Kueider a favor de la discusión, así como el correntino Carlos Espínola y el jujeño Guillermo Snopek -quien presentó una iniciativa tiempo atrás con el macrista Esteban Bullrich-, la Cámara alta comienza a seguir de cerca lo que pueda ocurrir en Diputados. Sin embargo, y más allá de estas observaciones, el panorama en el Senado es más complejo, donde Cristina de Kirchner demostró manejar sin chistar a toda la bancada oficialista y a aliados usuales y circunstanciales.

Diputados

Una de las críticas dentro del antikirchnerismo es la demora en preparar con anticipación un predictamen unificado entre las fuerzas que pretenden el cambio electoral. Eso fue aprovechado por el oficialismo, que intentó -con poco éxito y muchos voceros extraoficiales- denostar la idea y quejarse por el tamaño de eventuales boletas. Incluso, disertantes alabaron el sistema actual y obviaron las denuncias desde diferentes partes del país que ocurren cada dos años, tanto a nivel nacional como provincial y municipal.


En las últimas horas, algunos legisladores opositores se despertaron de la siesta y empezaron a diagramar un intento de texto conjunto que tomará, como base modelo a seguir, la boleta que se utiliza en Córdoba. Es decir, todos los candidatos y fuerzas en un mismo papel, entre otras cuestiones.


Como respuesta al emplazamiento logrado en el recinto para discutir este tema, el kirchnerismo activó en otro plenario la modificación de la integración del Consejo de la Magistratura, iniciativa aprobada por el cristinismo y aliados usuales en el Senado.


El proyecto, que eleva la integración a 17 y crea cuatro regiones federales, deja fuera del funcionamiento a la Corte Suprema de Justicia, finalidad principal del cristinismo. Es importante en este tema la postura del interbloque federal, en especial, de Graciela Camaño.


Desde el Frente de Todos sí quieren, tras varias reuniones, dictaminar esta tarde el nuevo “Compre Argentino”, que sube aún más los márgenes de preferencia para empresas locales en las licitaciones públicas. Juntos por el Cambio rechaza un potencial aumento de burocracia y no se conforma con la quita -en el articulado- de considerar al PAMI como sujeto involucrado en el sistema. La comisión encargada de analizar todo esto es la de Industria, que comanda el legislador oficialista Marcelo Casaretto (Entre Ríos).


El régimen actual contempla márgenes, para bienes de origen nacional, del 15% a favor de MiPyMEs y el 8% en grandes empresas. En competencia con bienes no nacionales, para bienes con menor grado de integración, hay desde un 1% hasta un máximo de 8%.


Con el texto en cuestión se intentará que las MiPyMEs pasen del 15% al 20%, mientras que para el resto se subirá del 8% al 15%. Para el caso de competencia con bienes no nacionales, se eleva el margen de preferencia de 1,5% hasta un máximo de 12%.


Por otra parte, la iniciativa establece un margen adicional de 3% para empresas con composición mayoritaria de mujeres.


Fuente: ámbito

0 comentarios