• NQP/NOTICIAS

Bahía Blanca sin restricciones: "La circulación aumentó, pero de forma controlada"


Marcelo Borda, director general operativo de Fiscalización del Municipio bahiense, contó esta mañana que "la circulación aumento, pero de forma controlada y contenida", durante el primer fin de semana sin restricciones horarias.


"Como los comercios pueden cerrar a las 6, hubo más movilidad en la ciudad y hasta horas más tarde. Nosotros acompañamos con controles permanentes en varios puntos de la ciudad para que si alguno consumió bebidas alcohólicas y tomó la conducción, pueda ser detectado a tiempo", amplió.


El cambio del sistema de fases anunciado la semana pasada por la Provincia —entre otras cosas— quitó de plano las restricciones horarias a la circulación.


En diálogo con Panorama, por LU2, el funcionario dijo que "los números son alentadores, por un lado, porque semana a semana la cantidad de gente alcoholizada que toma la conducción y generan un siniestro es cada vez menos debido a que la detectamos a tiempo".


"Más allá de eso —continuó—, siempre puede haber algún tipo de siniestro y estamos trabajando para bajar ese siniestralidad con personas alcoholizadas o que han consumido estupefacientes".


En ese sentido, mencionó que "esta semana tuvimos cerca 20 alcoholemias positivas", lo que significa "un numero bajo" ya que se han registrado "hasta 30". "Lo importante es que van bajando", afirmó.


"La reuniones en domicilios que se hacían durante la cuarentena generaban que las personas consumieran más bebidas alcohólicas que cuando salen a un lugar público", señaló al respecto.


A manera de conclusión, Borda indicó que "no hubo descontrol" debido a que "tenemos mucha presencia en calle y eso hace que las personas tomen conciencia".


El director general operativo de Fiscalización mencionó también que "apuntamos a la baja en la velocidad, que es muy importante porque es un factor que incide directamente con los siniestros viales".


"En lo que llevamos del año hemos detectado infinidad de excesos de velocidad: se estima que un 20 % de los conductores se excede en la velocidad. La implementación de la máxima a 30km/h en la zona del microcentro ayuda a la baja de la siniestralidad", subrayó.


"El balance es positivo, aunque como todo cambio debe ser gradual. Es una política mundial y a veces parece recaudatorio, pero bajar la velocidad implica que una persona accidentada a 30 km/h tiene un 80 % de posibilidades de sobrevivir, contra un 20 % si es impactada a más de 50 km/h. Esa diferencia es un abismo", completó.(La Nueva)

0 comentarios