• NQP/NOTICIAS

Bahía Blanca: Matan de dos disparos a una joven en una fiesta

La víctima recibió los impactos de bala en el tórax y fue trasladada al Hospital Penna, donde posteriormente perdió la vida.


Una joven de 20 años perdió la vida este domingo por la mañana, luego de recibir dos disparos de arma de fuego .

El hecho se registró minutos antes de las 10, en una vivienda de calle Darregueira al 2500. La víctima fue identificada como Agustina Galarza, quien fue herida por los impactos de bala en el tórax.

Facundo, dueño de la casa, aportó información vital en el marco de la investigación del brutal ataque. “Me dijo que hacía mucho que no la pasaba tan bien y la mataron mientras tomaba un fernet”, contó. El crimen de Agustina Galarza a manos de un efectivo de la Policía Local, en el marco del cumpleaños que se celebraba en su domicilio

“Fuimos al boliche donde trabajaba Rocío, era mi amiga, solía frecuentar mi casa. Antes hacía fiestas clandestinas durante la pandemia, cuando la conocí. Siempre tuvimos una buena relación, vino a la fiesta con su hermana”, consideró

Además, reveló que “nosotros no conocíamos al policía, entró por Chandía, a quien conozco. Apareció y como lo vi con buen aspecto, lo dejé entrar al cumpleaños. A los que no conocía los palpé y noté que en ese momento no llevaba el arma”.

“En el momento en el que se produjo la pelea, yo estaba en el baño, salí rápido y saqué al hermano de esta persona, me agarró del cuello y me pegó. Le pido a Chandía que los retire. Es cierto que había alcohol en la fiesta, pero no drogas”, consideró en otro segmento de la entrevista radial.

Luego, prosiguió con la crónica de los hechos: “Los eché cerca de las 9:40, se fueron enojados y a los 15 minutos volvieron con un revólver. Por una ventana los miraba bajarse del auto, un VW Senda, se vuelven a subir al vehículo y estacionan enfrente de mi casa”.


“Saca el arma, intenta disparar, pero la bala no sale. Vengo corriendo a decirle a las 10 personas que quedaban que se tiren al piso. Agustina estaba sentada en el garaje, cerca del quincho del fondo y me decía que hacía mucho que no la pasaba tan bien”, refirió.

Inmediatamente confirmó que “las balas entraron por el portón, ella estaba tomando un vaso de fernet y no llegó a tirarse al piso, quedó sentada. Cuando intenta incorporarse, camina cuatro pasos y se cae. Lo único que atiné fue cargarla en mi vehículo y llevarla al hospital, no sangraba, pero notaba que la lesión era grave”.

“No entendíamos lo que había pasado, fue un momento de shock. El que dispara es el que iba manejando, en el asiento del acompañante iba su hermano y atrás iba Chandía. Bajó el vidrio y empezó a disparar contra el frente de toda la casa. Luego, se fueron”, agregó Facundo.

Consultado respecto a qué pudo haber motivado tanta brutalidad, planteó: “Ellos pensaban que estábamos todos dentro de la fiesta y que no los estábamos viendo. Según dijo mi hermano que vive a dos casas de acá, vio a otro muchacho que llegó en otro auto de color gris, le entregó el arma y se fueron”.

“Vaciaron el cargador, le dije a mi mamá que se corra de la ventana para que no la lastimen, pero ella se negaba. Los casquillos los recogió la Policía Científica, las vainas servidas que estaban en el auto las guardó. Agustina era mi amiga, nos estábamos conociendo”, finalizó.

La palabra de la madre del dueño de la casa

Previamente, la madre de Facundo había sumado algún dato: “Escuché los tiros y me despertaron, vi por la ventana que el tipo apuntaba para acá. De milagro no hubo que lamentar más víctimas”.

Cabe recordar que Rocío, mamá de la joven pidió en diálogo con este medio que se haga justicia: “Agustina era mi luz, solo pido que este policía se pudra en la cárcel”.


Fuente: LB24

0 comentarios