• NQP/NOTICIAS

Ante la presión de Cristina, el massismo reflota la idea de un gran acuerdo de precios y salarios

A su regreso de Estados Unidos, el ministro de Economía evalúa convocar a empresarios y sindicalistas para analizar alternativas de contención de precios. Desde el entorno de la Vice se reclama un congelamiento por 180 días.

La presión de Cristina Kirchner ante la escalada constante de la inflación empuja al ministro de Economía, Sergio Massa, a analizar reflotar una vieja receta del kirchnerismo: un acuerdo de precios y salarios. La idea revivió en las últimas horas, mientras el ministro de Economía se encontraba de viaje en Estados Unidos, donde tuvo reuniones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el BID y el Banco Mundial hasta encuentros con inversores y funcionarios del gobierno de Joe Biden y otras naciones.


A su vuelta, el funcionario convocaría a empresarios y sindicalistas para acordar un “sendero gradual” de reducción de precios, un concepto mucho más moderado que el congelamiento por 180 días que reclaman en el entorno de la Vicepresidenta, La Cámpora y el gobernador Axel Kicillof.


Los contactos para sentar a la mesa de negociación a empresas y referentes de los trabajadores está a cargo del secretario de Industria, José Ignacio De Mendiguren, una figura de peso en el entorno del jefe del Palacio de Hacienda.

Inflación sin freno: el kirchnerismo endurece su postura

En el núcleo duro K la tregua con Massa empieza a llegar a su fin. Si bien el tigrense mantiene firme su alianza con Máximo Kirchner y se reúne frecuentemente con Cristina Kirchner, varios referentes del espacio ya salieron a demarcarse, descontentos.

De cara a 2023, lograr controlar la inflación es la madre de todas las batallas y, hasta ahora, el Frente de Todos no lo logró. De hecho, la quita de subsidios y los aumentos de precios regulados atentan contra ese objetivo, pero como contrapartida ayudan a mantener a raya el objetivo de reducir el déficit fiscal. Este viernes, el INDEC dio a conocer el dato de inflación de septiembre, el segundo de la gestión Massa en el Palacio de Hacienda. Tras el 7% de agosto, el IPC marcó 6,2% en el noveno mes y 83% en el último año. Y las previsiones para este mes no son alentadoras, sobre todo por la constante alza en los precios de alimentos y medicamentos, entre otros bienes indispensables.

Por eso, mientras que el ministro bonaerense y líder de La Cámpora, Andrés Larroque, pide rever el acuerdo que selló el exministro Martín Guzmán con el FMI, que frena el aumento de partidas que creen necesario para atender la urgencia social que provoca la inflación; Cristina Kirchner plantea que se deben congelar los precios por 180 días. En paralelo, los gremios aliados al Gobierno pujan por la reapertura de las paritarias con negociaciones por encima de las tres cifras para este año y las organizaciones sociales reclaman bonos de fin de año, refuerzos de partidas alimentarias y la apertura de planes sociales. Y en el Congreso, la oposición amenaza con trabarle el proyecto de Presupuesto 2023.

0 comentarios