top of page
  • NQP/NOTICIAS

Ante la falta de dólares, el Gobierno negocia cambios en los pagos con Brasil

Ultiman los detalles de una reunión entre los presidentes del banco central de cada país. La Argentina quiere modificar el Sistema de Pagos en Moneda Local (SML).


Ante la escasez de dólares y una balanza comercial en rojo, el Gobierno quiere avanzar en una modificación del Sistema de Pagos en Moneda Local (SML) con Brasil, un mecanismo que permite realizar exportaciones e importaciones directamente en pesos o reales, sin pasar por el dólar.


El SML está en vigencia desde 2008, cuando comenzó a operar tras un acuerdo de los entonces presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Cristina Kirchner. Es un mecanismo complementario y optativo, pero que a lo largo de estos años tuvo muy poca adhesión y por eso buscan reimpulsarlo. Brasil es el principal socio comercial de la Argentina en la región.


Desde la embajada argentina en Brasilia trabajan para avanzar en este y otros proyectos con el fin de reducir el actual rojo comercial de la balanza bilateral. Uno de estos frentes abiertos es una posible reunión entre los presidentes del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, y el Banco Central de Brasil (BCB), Roberto Campos Neto.


Es muy posible que se concrete en los primeros días de septiembre vía Zoom. La fecha tentativa es el 8. Daniel Scioli, que espera la confirmación definitiva del Congreso nacional para volver a ser el embajador de Brasil, viene impulsando el encuentro con los principales funcionarios y empresarios del gigante sudamericano.


Un sistema con muy poco uso

El Sistema de Pagos en Moneda Local permite que el comercio con Brasil se realice en pesos o en reales. Un ejemplo: un importador argentino concreta una compra, ejecuta el pago en pesos en un banco autorizado que establece una tasa de cambio peso/real –habitualmente es la Tasa SML, compuesta por la Tasa de Referencia del BCRA (peso/dólar) y del BCB (real/dólar)-.


Luego, el BCRA acumula todas las transacciones bajo este mecanismo y le informa a su par brasileño los montos totales, para que el BCB habilite el pago en reales al exportador mediante una entidad financiera autorizada. La compensación -el cambio de peso a real- actualmente se hace en pocas horas. El Gobierno busca llevarlo a un plazo de 90 días para darle más “aire” a los importadores.


De todas formas, desde el entorno de Pesce dejaron trascender que la posibilidad de concretar los cambios que desea la Argentina es baja porque en Brasil no convence la idea de tener al peso argentino en medio del comercio bilateral en momentos donde la moneda local está muy devaluada. De todas formas, la reunión entre ambos presidentes de las principales entidades bancarias de cada país sería un gesto fuerte.


El Gobierno apuesta a la victoria de Lula

No es menor pensar que este encuentro se daría a menos de un mes de las elecciones presidenciales en Brasil del 2 de octubre. Lula corre amplia ventaja frente a Jair Bolsonaro, aunque el actual presidente pudo recortarle la distancia en algunos estados y le daría la posibilidad de llegar a una segunda vuelta, pautada para el 30 del mismo mes.


En el Gobierno no ocultan sus ganas de ver a Lula nuevamente en el Palacio del Planalto. La buena relación del líder del PT con Cristina Kirchner y Alberto Fernández despierta las ilusiones en Casa Rosada para que los vínculos vuelvan a aceitarse, después de diversas trabas que hubo durante la presidencia de Bolsonaro.


Si bien desde Cancillería reconocen el trabajo de Daniel Scioli para encauzar la relación política y comercial, el último índice de la balanza muestra rojos que preocupan. Según el INDEC, en los primeros siete meses del año la Argentina tuvo un déficit de US$2481 millones. Ahí dentro hay cerca de US$1700 millones por la importación de electricidad, lo que marcó una provisión récord por parte de Brasil.


Meses atrás, el propio Lula defendió la creación de una moneda única en América Latina para no “depender del dólar”. Es un sueño difícil de concretar con monedas de tan distinto valor dentro de la región, pero algunos sueñan con que, si se impulsa el SML, podría ser la precuela de un proyecto de estas características.


Fuente: TN

0 comentarios
bottom of page