• NQP/NOTICIAS

Alicia acordó con Nación duplicar las pulseras duales para casos de violencia de género



La gobernadora Alicia Kirchner mantuvo una reunión con el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, en Buenos Aires, en la que acordaron duplicar los dispositivos duales para los casos de violencia de género.


En este sentido, firmaron un convenio que otorga 75 dispositivos de vigilancia, para implementar en estos casos ocurridos en Santa Cruz que tramitan por ante la justicia provincial, duplicando la cantidad y alcanzando un total de 150 “pulseras duales".

Durante el encuentro, para primera mandataria provincial se encontraba acompañada por el ministro de Seguridad, Luca Pratti; y, la ministra de la Igualdad e Integración, Agostina Mora. También participaron de esta reunión realizada en la sede Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, la titular de la Unidad de Gabinete de este organismo, Gimena del Río; y, el secretario de Justicia, Juan Martin Mena.

En la oportunidad, se rubricó un convenio marco de colaboración entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Cruz, y, un acta complementaria N° 1, correspondiente al mencionado acuerdo marco, que además de duplicar el número de dispositivos, establece el marco de cooperación entre Nación y Provincia para implementar acciones y proyectos conjuntos en Santa Cruz.

En este sentido, el ministro Soria afirmó que “el acuerdo que firmamos hoy con la Gobernadora aumenta la cantidad de pulseras duales para prevenir femicidios y continuar ampliando y fortaleciendo la respuesta del Estado a las violencias por motivos de género”.

“Desde el Ministerio de Justicia acompañamos a las provincias para que puedan tener a disposición la mayor cantidad de herramientas posibles para que los argentinos y argentinas puedan estar seguros y puedan hacer valer sus derechos. El aumento de pulseras duales va en línea con el trabajo conjunto que llevamos adelante con Santa Cruz, desde otras políticas del Ministerio de Justicia como el PatrocinAr, los Centros de Acceso a la Justicia y la Red Federal de Mediación”, expresó.

Por su parte, la gobernadora Kirchner sostuvo que este acuerdo marco "es muy importante: duplicamos todo lo que tiene que ver con las pulseras para la detección, el cuidado y la prevención y fundamentalmente es importante el trabajo de integración que llevamos adelante permanentemente con el Ministerio de Justicia en distintos aspectos".

Actualmente en la Provincia de Santa Cruz se encuentran activas 55 pulseras duales de supervisión y rastreo de agresores y víctimas de violencias de género. Las "pulseras duales" permiten garantizar el cumplimiento de las medidas cautelares de protección dictadas en casos judiciales de alto riesgo de violencia de género. Se trata de dispositivos que deben usar víctima y agresor, y que generan una alarma automática cuando se detecta un acercamiento.

Cabe recordar que Santa Cruz cuenta con dos Centros de Monitoreo de dispositivos de vigilancia operativos en la provincia, a través de los cuales las Fuerzas de Seguridad realizan el control y supervisión de las distintas políticas y programas de vigilancia electrónica implementados en la provincia, que incluyen el Sistema de Dispositivos Duales de Supervisión, Monitoreo y Rastreo de Agresores y Víctimas de Violencias de Género, del Ministerio

de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

La Red Federal Entre los temas abordados por Alicia y Soria, durante el intercambio, se refirieron a la posibilidad de que Santa Cruz se incorpore a la Red Federal de Mediación Comunitaria. Esta red fue creada en 2012 como una política pública destinada a disminuir la conflictividad en las comunidades, y facilitar el acceso a la justicia de todos los ciudadanos, empoderando a la comunidad y facilitando su desarrollo.

La Red Federal de Mediación cuenta, a la fecha, con más de 75 organismos y 450 Centros de Mediación distribuidos a lo largo y ancho del país.

Los Centros de Mediación Comunitaria se utilizan para resolver conflictos familiares como disputas relacionadas a los deberes de responsabilidad parental, reclamos por temas de compra-venta, servicios o deudas, entre otros temas, evitando la judicialización innecesaria y promoviendo la resolución a través de métodos alternativos de las controversias.

0 comentarios