• NQP/NOTICIAS

Alberto Fernández llega a la Cumbre de las Américas en busca de aire político tras el contragolpe K

La salida de Kulfas del gabinete por el off en contra de Cristina Kirchner expuso que el Presidente ya no resiste los embates de la Vice. Preocupación en el resto del gabinete albertista. El difícil desafío que tendrá en su discurso en los Estados Unidos.

El presidente Alberto Fernández viajó este martes por la noche a la Cumbre de las Américas golpeado tras la abrupta salida de Matías Kulfas como consecuencia de un off the record contra Cristina Kirchner que se filtró desde el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Es que el episodio, que terminó con la renuncia de uno de los funcionarios del riñón del Presidente, vuelve a poner en jaque el liderazgo de Alberto Fernández en la previa de una serie de encuentros con otros mandatarios americanos.

El viaje se produce, a su vez, en medio de un fuerte desanimo del resto del gabinete, que entiende que el jefe de Estado ya no tiene capital político para frenar los embates de Cristina Kirchner, tal como ya había ocurrido con el exvocero presidencial Juan Pablo Biondi, al que la Vice acusó de realizar operaciones en su contra.


Cristina Kirchner y Alberto Fernández atraviesan una feroz interna. Créditos: REUTERS/Agustin Marcarian. Por: REUTERS

Alberto Fernández llega debilitado a la Cumbre de las Américas tras la salida de Matías Kulfas del gabinete


La decisión de dejar afuera del Gobierno a Kulfas desnuda que Alberto Fernández no tiene otra opción que acceder a los pedidos de Cristina Kirchner para sostener la unidad de un Gobierno resquebrajado por la interna.


El albertismo se achica y el kirchnerismo gana terreno, aunque Daniel Scioli no sea estrictamente un hombre de La Cámpora. La salida del ministro de Producción -que en su carta de renuncia ratificó sus dichos sobre supuestas irregularidades en la licitación del gasoducto Néstor Kirchner- es de por sí una victoria para la Vice.


En este contexto, Alberto Fernández encara la IX Cumbre de las Américas, en donde también tendrá el desafío de encontrar un equilibrio entre el pedido que le hicieron los presidentes Andrés Manuel López Obrador (México) y Nicolás Maduro (Venezuela) de cuestionar la no inclusión en la Cumbre de Venezuela, Cuba y Nicaragua y mantener buenos vínculos con los Estados Unidos.


Este último punto no es menor por dos cuestiones: primero porque Joe Biden invitó a Alberto Fernández a una reunión bilateral el próximo 25 de julio a solas en la Casa Blanca. Una reunión que no cayó nada bien en el kirchnerismo duro, que aún sostiene su pedido para que el ministro de Economía, Martín Guzmán, deje el cargo.

El lunes, el presidente Alberto Fernández invitó al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a que participe de su viaje por los Estados Unidos. Si logra acomodar su agenda parlamentaria, el exintendente de Tigre formará parte de la comitiva.

Aunque en el entorno de ambos lo niegan, la decisión de tender la invitación se produjo para aplacar un cierto malestar de Massa por el arribo de Scioli al gabinete, con el que puja por una eventual candidatura presidencial.


Alberto Fernández y el desafío de encontrar el equilibrio en su discurso en la Cumbre de las Américas


La alta inflación -que en mayo rondaría el 5%- y las condiciones del acuerdo con el FMI son las principales causas por las que La Cámpora pide la cabeza de Guzmán.

Por otro lado, para el Gobierno es vital sostener un buen lazo con los EEUU ante las posibilidades de que el programa acordado con el FMI no se cumpla. De hecho, es muy difícil que el país pueda cumplir con la acumulación de reservas pactada para mitad de año.

El 10 de junio por la mañana Alberto Fernández expondrá ante el pleno de presidentes en el Centro de Convenciones de Los Ángeles. Allí se podrá ver cómo intentará buscar equilibrio entre el malestar de sus “amigos” de América latina y la necesidad de sostener el buen vínculo con Biden.


En los Estados Unidos tendrá tres entrevistas con presidentes: la primera es con Pedro Castillo (Perú); Gabriel Boric (Chile) y Justin Trudeau (Canadá).


Se espera que con Biden pueda tener una charla informal durante los plenarios de jefes de Estado y en la cena con la que se agasajará a los mandatarios el próximo jueves.

Junto con el mandatario viajará una comitiva compuesta por la primera dama Fabiola Yañez -que tendrá una agenda de actividades como el resto de las primeras damas y Jill Biden, esposa del presidente norteamericano-; el canciller Santiago Cafiero; la ministra de Salud Carla Vizzotti; la portavoz Gabriela Cerruti; la secretaria de Legal y Técnica Vilma Ibarra; el secretario general de la Presidencia Julio Vitobello y la asesora presidencial -ad honorem- y funcionaria del Ministerio de Ambiente Cecilia Nicolini.


Los objetivos de Alberto Fernández en la Cumbre


A horas de partir rumbo a Estados Unidos para participar de la IX Cumbre de las Américas, el presidente Alberto Fernández afirmó el martes que al hablar ante el pleno de mandatarios defenderá los “derechos de América Latina”.


“Vamos a defender los derechos de América Latina, a defender la unidad de Latinoamérica. La unidad no se declama, la unidad se ejerce y la mejor formar de ejercerla es no segregar a nadie. Así que vamos a ir con ese mensaje”, enfatizó Fernández.


En declaraciones a los medios acreditados en la Casa Rosada, el jefe de Estado precisó: “Lamentamos enormemente la no presencia de países que no han sido invitados, pero trataremos de llevar su voz como presidente de la Celac a ese foro”.


Fuente: TN

0 comentarios