• NQP/NOTICIAS

Alberto Fernández busca más fotos con los gobernadores y el apoyo de las organizaciones sociales

La Casa Rosada espera una semana tensa en los mercados y con agitación en la interna. Por eso prepara reuniones con mandatarios provinciales y líderes sindicales.


Tras una semana con malas señales en los mercados y signada nuevamente por las incesantes críticas del kirchnerismo, Alberto Fernández busca apoyo y se recuesta en los movimientos sociales y en Martín Guzmán para resistir los efectos de la crisis política y económica.


“El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, el poder pasa por ver quién tiene la capacidad de convencer”, fue una de las frases que eligió el Presidente para responderle a Cristina Kirchner este viernes. Recurrió a la figura de Juan Domingo Perón para señalar que “convenció a millones de argentinos que hoy lo sienten vivo, y nunca necesitó de la lapicera”, y también le apuntó al ego de la Vicepresidenta: “No hago grandes actos ni doy grandes discursos”.


A su alrededor, pocos gobernadores: Axel Kicillof (Buenos Aires), Jorge Capitanich (Catamarca), Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca) y Osvaldo Jaldo (Tucumán). El Gabinete estuvo completo: Guzmán fue de la partida, al igual que Eduardo “Wado” de Pedro. Se destacó la ausencia de Sergio Massa, de recorrida por el municipio bonaerense de Malvinas Argentinas.

Más allá de gestos en público (como el ministro del Interior, hombre de CFK, sentado junto al canciller Santiago Cafiero, del círculo íntimo de Alberto Fernández) y reuniones entre exponentes de las dos orillas de la coalición, el fuego interno sigue al rojo vivo y el acto del viernes en la CGT sumó su propio capítulo dentro de la fractura: desde la central obrera, pese a que días atrás negaron con énfasis la posibilidad de un paro general, le marcaron la cancha al Presidente al dejar correr la voz sobre una posible suspensión de la convocatoria.


El presidente Alberto Fernández, junto a Héctor Daer y Carlos Acuña, dos de los jefes de la CGT (Foto NA: JUAN VARGAS).

A sus embates permanentes contra Guzmán, Cristina Kirchner abrió una batalla contra las organizaciones sociales, puntualmente el Movimiento Evita y Barrios de Pie. Justo la otra pata en la que el mandatario busca apoyarse. El motivo: la administración de los planes sociales, con el manejo de la calle como telón de fondo.


Durante la semana hubo un encuentro entre Fernando “Chino” Navarro, uno de los líderes del Evita, con De Pedro y Martín Insaurralde, jefe de gabinete bonaerense y aliado político de Máximo Kirchner. Sin embargo, los dardos no cesan y desde los movimientos sociales afines a Fernández no solo señalan con nombre y apellido a la vicepresidenta, sino que están decididos a una disputa de territorio con el kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires a través del armado de un partido para competir en las elecciones.


El futuro de Martín Guzmán

Entretanto, la economía dio malas señales en los últimos días: se disparó el dólar blue y el riesgo país, a contrapelo de la acumulación de reservas del Banco Central con que el equipo económico buscó satisfacer las exigencias del FMI. Las dificultades para generar confianza están a la vista y suman presión a la crisis política.


El presidente Alberto Fernández junto al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. (Foto: NA)

Los rumores sobre el futuro de Guzmán, una vez más, fueron puestos a rodar e incluyeron menciones a Sergio Massa -crítico del titular del Palacio de Hacienda- como líder de una eventual sucesión. El ministro de Economía no piensa en renunciar y Alberto Fernández se recuesta en él. El horizonte, sin embargo, asoma incierto.


Los gobernadores juegan su propio partido dentro de la interna. En los últimos días ratificaron su decisión de operar como “Liga”, publicaron una carta con fuertes críticas a la gestión y marcaron distancia con el Gobierno. Kicillof, una de sus caras visibles, además impulsa el planteo de Cristina Kirchner sobre el manejo de la asistencia social. Y en la pelea por ganar consensos, el kirchnerismo busca convencer a Juan Schiaretti, de Córdoba, y Omar Perotti, de Santa Fe.


Fuente: Tn

0 comentarios