• NQP/NOTICIAS

Se acerca el pico de la pandemia en Comodoro: ¿cuál es el mayor riesgo en lo que viene?

El pico del coronavirus todavía no llegó en Comodoro Rivadavia, pero todo parece indicar que la ciudad y la región se aproximan a pasos acelerados hacia la parte más alta de esta difícil montaña. Si se cumple el pronóstico expresado desde el Comité de Crisis, en 10 días la ciudad podría tener alrededor de 300 diagnósticos positivos. En una semana en la que se registró el primer fallecimiento por la enfermedad, todo indica que se transitan las horas más complejas.


La proyección estadística reconocida en ámbitos oficiales no sorprende en cuanto a tal, porque resulta lógico que al salir a buscar los casos en la calle, lo cual es claramente necesario y urgente, se incrementa la probabilidad de casos positivos.  La gravedad de la cifra, sean 300 ó 200, dependerá de la posibilidad de que la mayor parte continúe encuadrándose como casos leves, ya que el sistema de salud no podría absorber más de medio centenar de cuadros graves, es decir que requieran internación en Terapia Intensiva con asistencia respiratoria mecánica.

En los últimos días, en el marco de las políticas de prevención, en el sistema de salud se trabaja en la discriminación de estas unidades para COVID y otro para la atención de patologías comunes, pero que requieran de la internación en UTI. En la ciudad hay algo menos de 100 camas equipadas con respiradores y toda la complejidad que demanda la atención de cuadros graves de coronavirus, sumando al sector público y al privado, según informaron desde el ámbito salud. Esto arroja una proporción de una cama cada 3.500 habitantes. Sin embargo, debe hacerse la discriminación sobre aquellas unidades que quedarán reservadas para otras afecciones. Por ello, se reduce la capacidad del sistema  para absorber cuadros graves, que puede estar en la mitad, es decir alrededor de 50 camas. En ese plano, cobra sentido lo expresado por el intendente Luque, en relación a que no se retrocederá de fase mientras el sector sanitario no sea colapsado por la demanda. “No todas las unidades pueden reservarse para COVID, hay que diferenciar los casos no-covid y también terapia intensiva pediátrica, que puede demandar respiradores, explican desde ámbitos sanitarios". Para poner en perspectiva la proyección numérica citada al inicio de esta columna, vale reiterar el concepto: lo más preocupante no sería el número de 300 positivos en los próximos 10 días, sino que aun con un número mucho menor, por caso la tercera parte de esa cifra, podría agravar la situación si esas personas presentaran cuadros complejos. La proyección de Nación muestra que aún no se llegó al pico No hay forma de saber cuál será el pico de la enfermedad, porque esto sólo podrá determinarse cuando la curva de contagios empiece a bajar, según han reiterado los especialistas. A nivel nacional, parecería que la escalera todavía va en ascenso.

Según un informe efectuado por el Ministerio de Salud al inicio de la pandemia, en el escenario más moderado de consecuencias en el país, el número de contagios todavía podría triplicarse, ya que hasta el viernes se ubicaba en torno a los 91.000 casos, pero aquellas proyecciones realizadas en marzo daban cuenta de que –aplicando todas las medidas preventivas vigentes- la cantidad de casos superaría los 250.000. Si se acepta que las estadísticas son sólo números, dejando de lado el dolor de las personas y sus familias, puede añadirse que esa previsión calculó los fallecimientos en torno a las 2.800 personas (algo que se estimaba para mayo, pero la evidencia de las últimas semanas es que la curva de contagios se aceleró en forma desfasada a aquella prospección inicial). Si ese análisis resulta correcto, todavía quedarían en el país otros 1.000 fallecimientos a causa del coronavirus, considerando que hasta el viernes se ubicaba en 1.749. En esa estadística, la tasa de mortalidad en Chubut es similar a la observada a nivel país, con un 2 por ciento (dos fallecimientos en 197 casos confirmados), el segundo de los cuales ocurrió en Comodoro Rivadavia en la última semana. Todo lo que ocurra por debajo de estos pronósticos será bienvenido. Lo que ese informe del mes de marzo muestra en proyección de escenarios más pesimistas, esta columna opta por reservarlo. La multiplicación de casos locales En el ámbito de la ciudad, la aceleración de casos positivos se da a partir de la búsqueda activa en los barrios. Sobre 9 hisopados en barrio Estándar Norte el lunes, todos resultaron positivos. En Diadema se redujo esa incidencia, ya que sólo 1 de los 8 hisopados resultó positivo, mientras restaba conocer los resultados de barrio Las Américas. Allí se hicieron 8 hisopados a personas con síntomas compatibles, según precisaron fuentes sanitarias. Además, con la habilitación de las llamadas “unidades centinela”, con la posibilidad de realizar unos 120 hisopados por día (aunque la capacidad de procesamiento de análisis por PCR se ubica en 97 muestras por día, si funciona a pleno el nuevo equipo) hace prever que los positivos podrían seguir escalando. Cada caso a su vez multiplica por varios posibles. La trabajadora de limpieza del hospital que resultó positiva el viernes, tiene 15 contactos estrechos en análisis, también trabajadores del centro de salud, según detalló el director hospitalario.

“Nosotros hemos hecho todo lo posible para preparar a la ciudad frente a esta situación”, aseguran desde ámbitos municipales, haciendo un repaso de la inversión destinada para atender la emergencia, por alrededor de 29 millones de pesos, incluyendo la adquisición del PCR, reactivos y respiradores. Detrás de esos números hay un subtitulado que alude a los insumos que no pudieron ser totalmente cubiertos desde Provincia, a partir de la grave crisis de ésta, además del recelo que todavía genera el origen de la cadena de contagios en la ciudad: “el virus entró por el único lugar en el que no tiene control el municipio, porque es casi como una embajada”, añaden, en relación al recinto portuario. Y si bien admiten que no hay intención de seguir buscando responsabilidades personales, se deja entrever que ese pase de facturas tendrá nuevos capítulos cuando la pandemia haya menguado. Por ahora, la montaña rusa de la pandemia se acerca a su punto más alto. Quizás no sea tan negativo: cuando más rápido lleguemos a la cima, más rápido llegará el momento de empezar a bajar.

  • whatsapp-png-image-result-for-whatsapp-p
  • https___blueprint-api-production.s3
  • App_Store_logo
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

© 2020 NQP PRODUCCIONES | REPÚBLICA ARGENTINA