• NQP/NOTICIAS

Coronavirus: Científicos argentinos diseñaron un nuevo kit de diagnóstico veloz, económico y preciso

Afirman que tiene mejor sensibilidad. Ya fue aprobado por ANMAT y podrían producir 100 mil por mes.


A los tests de los Institutos Leloir y Milstein se suma el tercero. Tiene una sensibilidad superior a la técnica PCR y entrega el resultado en 45 minutos.


Ela-chemstrip es un nuevo test molecular argentino para identificar SARS-CoV-2, el patógeno que causa la enfermedad covid-19. Luego del hisopado nasofaríngeo, el resultado se procesa en tan solo 45 minutos y se visibiliza en una tira reactiva, similar al popular Evatest. A diferencia de otros métodos de testeo, permite el diagnóstico de personas infectadas con síntomas y sin ellos, no utiliza un equipamiento costoso ni muy sofisticado y la gran mayoría de sus insumos (más de un 80%) son de industria argentina. Fue desarrollado por investigadores de la Universidad Nacional de Quilmes y la Universidad Nacional de San Martín, gracias a la participación de sus empresas de base tecnológica, Productos Bio-Lógicos y Chemtest, respectivamente. De manera reciente recibió el visto bueno de Anmat y, según comentan los referentes, su aplicación podría ser masiva, pues están en condiciones de producir 100 mil kits al mes.


El testeo:

En un centro de salud, los especialistas toman una muestra nasofaríngea y extraen el material genético del hisopo (ARN del virus) mediante el proceso de purificación en un sitio que cumpla con todos los requisitos de bioseguridad adecuados. Ello funciona como el punto de partida para que, en una segunda etapa, se realice la amplificación isotérmica (a temperatura constante) del ARN viral mediante la acción de una polimerasa (una enzima, ver apartado siguiente). Consiste en la generación in vitro de millones de copias de segmentos específicos del genoma viral, en caso de que esté presente. Por último, ese producto amplificado se coloca en la tirita reactiva que dará el veredicto: dos rayas para diagnóstico positivo, una para negativo. “Para esta primera versión se requiere de personal específico, con un técnico en laboratorio alcanza. Asimismo, también hay que tomar algunos recaudos en la manipulación de la muestra para evitar contaminaciones. Ya tenemos en carpeta otras versiones que facilitarán un uso cada vez más amigable para personas con escaso o nulo entrenamiento”, detalla Ghiringhelli.

“A diferencia de la PCR, esta tecnología es isotérmica. Un complejo enzimático produce unas estructuras que amplifican la muestra del virus de manera explosiva. Es un sistema que en aproximadamente 45 minutos facilita su detección, solo requiere de baño termoestatizado a 60° (similar a un baño maría)", explica Comerci. Y continúa entusiasmado: “En futuras versiones podríamos llegar a bajarlo más, es decir, a 10 o 15 minutos. La tecnología PCR cuesta unos 50 mil dólares y te deja muy atado al requerimiento de insumos importados que nuestro método no necesita”. Los grupos científicos de ambas universidades ya han elaborado un prototipo y están a un solo paso de iniciar la producción piloto. Procesaron muestras clínicas para chequear su efectividad y comprobaron que los resultados que arroja su kit coinciden en un 95,5% con los que ejecuta el Instituto Malbrán a partir de la técnica PCR. En efecto, es altamente fiable. Desde esta perspectiva, lo expresa Ghiringhelli: “La sensibilidad de nuestro método es impresionante y podría complementar el trabajo que ya se está haciendo con otros test en la medida en que abriría la puerta al testeo de una mayor cantidad de casos”.

  • whatsapp-png-image-result-for-whatsapp-p
  • https___blueprint-api-production.s3
  • App_Store_logo
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

© 2020 NQP PRODUCCIONES | REPÚBLICA ARGENTINA